Miami-Dade dijo no a muro costero. Federales aceptan estudiar nuevas opciones de protección contra huracanes

·4  min de lectura

Miami-Dade tiene otra oportunidad de encontrar una solución financiada por el gobierno federal a su problema de inundaciones por mareas de tormenta.

El gobierno federal accedió a examinar de nuevo su propuesta de $6,000 millones para hacer frente al riesgo de inundaciones provocadas por huracanes en Miami-Dade, después que el condado rechazó el plan el año pasado.

El plan original incluía la elevación de miles de viviendas, la impermeabilización de edificios importantes como estaciones de bomberos y hospitales, e incluso la plantación de más manglares en el sur de Dade. La mayoría de los habitantes y políticos de Miami-Dade estaban de acuerdo, especialmente con la promesa de que el gobierno federal pagaría la mayor parte de la factura.

Pero el condado lo rechazó finalmente por un elemento crucial: un muro propuesto a lo largo de la costa de Miami-Dade que alcanzaba los 20 pies en algunos lugares y se conectaba a una serie de compuertas en la desembocadura de los ríos y canales de Miami.

El alboroto por un muro que bloqueara las vistas y dañara la bahía de Biscayne a lo largo de la costa fue intenso. La Oficina de Desarrollo del Downtown de Miami encargó incluso la elaboración de un dibujo del muro cubierto de grafitis y basura. Los urbanizadores y los políticos sugirieron un enfoque más bonito y natural, como manglares o islas artificiales, pero finalmente no consiguieron que el Cuerpo de Ingenieros se sumara al proyecto.

Representación de lo que serían los muros de 10 pies de altura propuestos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército para proteger el centro de Miami de las inundaciones por tormentas en Brickell Bay Drive.
Representación de lo que serían los muros de 10 pies de altura propuestos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército para proteger el centro de Miami de las inundaciones por tormentas en Brickell Bay Drive.

Ahora, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos aceptó reconsiderar esa parte del plan, conocido oficialmente como Estudio de Gestión de Riesgos de Tormentas en la Costa de Back Bay. Y pagará el nuevo estudio, sin costo alguno para el condado.

La administración de la alcaldesa Daniella Levine Cava lleva varios años presionando al Cuerpo de Ingenieros para que considere un enfoque de protección costera más basado en la naturaleza, y calificó la reciente decisión de “gran logro” para el condado.

“El hecho es que hemos sido muy persistentes y persuasivos y también hemos contado con la aportación del público, que tenía muy clara la idea de que el plan original de cualquier infraestructura dura o gris no sería aceptable”, dijo.

Esta vez, dijo, el Cuerpo aceptó celebrar más reuniones con el público y aceptar más comentarios sobre la estrategia propuesta. El estudio se centra específicamente en el elemento “estructural” del plan, que era el muro y la serie de compuertas. Los demás elementos, incluida la elevación de viviendas y la protección contra las inundaciones, seguirán siendo los mismos.

En una carta del 3 de agosto dirigida a Levine Cava, el subsecretario del Ejército, Michael Connor, calificó el estudio de “proyecto importante y complejo” que “requiere un gran esfuerzo de colaboración”.

Presupuestó $8.2 millones adicionales y 60 meses para el estudio, más del doble de los $3 millones originales, y tres años de estudio. Sin embargo, Levine Cava dijo que el Cuerpo de Ingenieros espera terminar en 2024 y obtener fondos del gobierno para comenzar el trabajo tan pronto como en 2025.

Representación de los muros de 10 pies de altura propuestos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército para proteger el centro de Miami de las inundaciones provocadas por las tormentas.
Representación de los muros de 10 pies de altura propuestos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército para proteger el centro de Miami de las inundaciones provocadas por las tormentas.

Parte del acuerdo incluye una revisión al cabo de un año por parte de Levine Cava para asegurar que el Cuerpo está en camino de una solución que guste a los habitantes de Miami-Dade.

Irela Bague, jefa de la bahía del condado, dijo que el Cuerpo recibió el mensaje “alto y claro” de que había demasiado acero y concreto y no suficientes manglares y arena en el plan original.

“Nunca había visto al Cuerpo de Ingenieros dar un giro de este tipo a ningún gobierno local en mis 20 años de trabajo con ellos”, dijo. “Demuestra lo importante que es nuestra región”.

Jim Murley, jefe de Resiliencia del condado, dijo que el nuevo estudio también dará al Cuerpo la oportunidad de elaborar un plan que funcione junto con algunos de los otros grandes proyectos del Cuerpo del Ejército en curso en la región. Entre ellos un nuevo estudio sobre la frecuencia con la que el gobierno debe añadir arena a las playas de Miami-Dade, un nuevo estudio sobre el envejecido sistema de drenaje de canales y bombas del sur de la Florida y una nueva mirada sobre cómo la restauración de los Everglades afecta a la bahía de Biscayne.

“Todos ellos están relacionados con el movimiento del agua o con la gestión de las tormentas y esa es la esencia de vivir en Miami, es entender ese equilibrio”, dijo Murley.

Army Corps Response Regarding Miami-Dade Back Bay Coastal Storm Risk Management Study - 3 Aug 2022 by Miami Herald on Scribd