Miami-Dade asignó 1,400 lotes para viviendas asequibles, algunos terrenos siguen vacíos

·4  min de lectura
Joe Rimkus Jr/Miami Herald Staff

Durante más de dos décadas, Miami-Dade ha vendido lotes sobrantes a urbanizadores inmobiliarios a precios reducidos o por cuotas nominales, con la condición de que deben construir viviendas asequibles en los terrenos o deben devolver las propiedades al gobierno. En un comunicado el martes, Levine Cava dijo que “mi administración ha recomendado que se modifique por completo el proceso de entrega de propiedades”.

Una nueva auditoría revela que a veces se ignoran esas normas, que cientos de lotes permanecen vacíos y que las autoridades normativas no prestan atención a lo que ocurre con las propiedades.

El informe del 26 de mayo de la Oficina del Auditor de la Comisión encontró que en lugar de construir viviendas asequibles en los lotes del condado, algunos urbanizadores los perdieron en procedimientos de ejecución hipotecaria, ignoraron los límites de precios del condado y evitaron que el condado activara las cláusulas que obligarían a devolver a Miami-Dade las propiedades.

Algunos de esos ejemplos datan de hace mas de un decenio y representan una pequeña porción de los más de 1,400 lotes que Miami-Dade ha vendido desde 1999, muchos de ellos bajo el programa del condado, donde los comisionados suelen patrocinar la venta de lotes en sus distritos por $10.

El informe no dice en cuántas de esas propiedades se construyeron casas y se vendieron a un precio asequible para los compradores, que es el principal objetivo de los programas del condado.

Una revisión similar realizada por la administración de la alcaldesa Daniella Levine Cava, que supervisa los programas, descubrió que en alrededor de un tercio de los lotes analizados se habían construidos viviendas y que otro tercio estaba en proceso de construcción.

El tercio restante se había devuelto al condado o permanecía vacío mientras se superaba el plazo de urbanización establecido en el momento de la venta, según el informe de la administración del 19 de noviembre. En ese informe, la administración recomendó que se investigara más la propiedad del condado antes de entregarla a los urbanizadores, en un proceso que actualmente depende en gran medida de los comisionados individuales que patrocinan las transacciones de tierras en sus distritos.

Los dos informes no coinciden en cuanto a las propiedades analizadas, ya que el auditor de la Comisión examinó un conjunto más amplio de terrenos que el análisis de la administración.

Entre las conclusiones del informe de auditoría:

▪ “Habitat for Humanity of Greater Miami” es el principal generador de viviendas asequibles en el programa. Miami-Dade cedió a la urbanizadora sin ánimo de lucro 456 lotes para vivienda asequible, y solo 83 al segundo clasificado, Empowerment Zone Trust. De los lotes de Habitat, menos del 5% figuraban como no urbanizados en el informe del auditor, y la mayoría seguían en del plazo de dos años del condado para construir. “Habitat no puede operar sin el programa de lotes”, dijo el presidente ejecutivo de Habitat en Miami, Mario Aretcona. “Es nuestra sangre vital”.

Los urbanizadores a veces infringían las normas del programa y no pasaba nada. En 2004, el urbanizador Southern Real Estate Services pagó unos $274,000 por seis lotes que Miami-Dade sacó a licitación, con la condición de que se construyeran viviendas asequibles en un año. Sin embargo, Miami-Dade no tomó ninguna medida cuando los lotes quedaron vacíos al cabo de dos años y Southern los usó como garantía de un préstamo de $990,000 que posteriormente fue ejecutado. El informe afirmaba que “la aplicación de la cláusula de reversión pudo haber proporcionado al Condado la oportunidad de recuperar la propiedad de los inmuebles”.

Aunque está diseñado para una rápida urbanización, el programa puede dejar que los lotes queden vacíos varios años. El informe de auditoría detalla cada lote vendido por Miami-Dade, incluyendo la fecha de entrega y el plazo para su urbanización. A veces, esa brecha puede extenderse varios años. Palmetto Homes of Miami tiene hasta 2024 para construir en los lotes que la compañía recibió en 2019 y la organización benéfica Neighbors and Neighbors tiene hasta este año para urbanizar propiedades que adquirió entre 2016 y 2018.

Las propiedades con topes de precios impuestos por el condado se venden a precios más altos. Los auditores encontraron 282 lotes vendidos por encima de los precios límites impuestos por el condado, que han variado desde tan bajo como $91,000 cuando el programa comenzó, hasta el máximo ajustado a la inflación de $318,000 que los comisionados aprobaron el año pasado. El informe dice que las ventas parecían llevarse a cabo sin la necesaria aprobación del Departamento de Vivienda Pública y Urbanización del Condado. Un portavoz de este organismo no quiso hacer declaraciones sobre el reporte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.