‘Mi secretaria’, de estar enterrada en un cajón a convertirse en entrañable programa de culto

·6  min de lectura

Nadie se habría imaginado, cuando comenzaron las transmisiones de 'Mi Secretaria' en 1978, que el programa que se estaba realizando en un foro de Televisa Chapultepec iba a convertirse, con el paso de los años, en una de las comedias de situación más recordadas y queridas en la historia de la TV mexicana — y que podría ahora volver a las pantallas, dada la fiebre de revivals que está surgiendo en el medio.

Esta producción de Humberto Navarro —el zar de la barra cómica de Televisa entre 1974 y 1987— con libretos principalmente de Antonio Ferrer, tuvo un origen interesante, porque el concepto era muy diferente al que llegó a las pantallas.

En 1975, uno de los programas más célebres en la TV internacional era 'The Mary Tyler Moore Show', que se transmitió entre 1970 y 1977 en la cadena estadounidense CBS. Los ratings de esa serie eran altos y sobre todo, rompía los tabús y convencionalismos que habitualmente constituían a los programas de comedia con protagonistas femeninas (casi siempre eran amas de casa, o simples accesorios para los hombres), al presentar las aventuras y desventuras, en clave cómica, de la vida de una joven soltera cercana a los 30 años, que trabajaba para una emisora de televisión.

Interesados en captar al público joven que veía este tipo de show, los ejecutivos de la televisora encargaron a Navarro, que ya tenía bastante éxito con 'Hogar, dulce hogar' y 'Ensalada de locos', que probara a hacer un programa cómico que tuviera estas características (una protagonista soltera y joven que trabajara en una oficina, y que tuviera un novio). Navarro encargó el libreto del piloto a Antonio Ferrer, uno de sus escritores de cabecera y agregó algunos detalles y reminiscencias de su época como office-boy en la oficina donde su madre había sido secretaria del director, a finales de la década de 1950.

Para el rol de Lupita Ramírez, se seleccionó a Lupita Lara (de hecho, Ferrer le puso el nombre al personaje cuando Navarro eligió a la actriz), que había trabajado ampliamente en cine y telenovelas, mientras que para el de su jefe, Don Caritino Astudillo y Picoy, seleccionaron a 'Pompín' Iglesias, quien durante los años 50 y 60 había sido un galán cómico en numerosas películas y obras de teatro. El piloto se realizó en cinco días, pero los ejecutivos no estaban muy convencidos: se parecía demasiado al formato de Mary Tyler Moore —el jefe era cascarrabias pero benévolo y la joven ejercía de la voz de la consciencia—, el resto del elenco no cuajaba (Fun fact: Laura 'La Tesorito' León aparece brevemente en el papel que eventualmente haría famosa a Maribel Fernández) y la subtrama romántica no funcionaba; de este modo, Navarro echó a un cajón la idea y esperó.

Para 1978, 'Mary Tyler Moore' ya había salido del aire —así no se exponían a que alguien pudiera acusarlos de plagio, aún involuntario— y los ejecutivos volvieron con Navarro, que poco a poco se había ido quedando con prácticamente toda la barra nocturna dedicada a la comedia. ¿Aún tenía ese programa sobre la secretaria? ¿Qué tal lanzarlo ya de una vez como serie? Iba a quedar libre un espacio los viernes en la noche y no había con qué llenarlo...

A Navarro no se lo dijeron dos veces: volvió a llamar a Lupita —que en ese entonces co-protagonizaba una telenovela con Raphael y Maricruz OIivier (sí, no es broma) — y a 'Pompín' y reunió un elenco con excelentes comediantes: Judy Ponte, Maribel Fernández y Zoila Quiñones (quien encarnaba a la excéntrica Adalina, amiga de Lupita con un apetito voraz y una inexplicable afición por las pelucas más extravagantes), así como a los familiares de Lupita, su hermano César (César Bono), un bueno-para-nada con intenciones de triunfar en la vida, que a la menor provocación la llamaba "¡Monja!" en burla de los principios rígidos de Lupita, y don Memo (Guillermo Zarur), su padre jubilado, jovial y sensato, que solo quería ver a su hija casada con un hombre que la quisiera y respetara.

Al estrenarse el programa esperaban que le fuera a ir bien, pero la respuesta del público fue sorprendente, mientras que revistas especializadas como 'Tele-Guía', que habitualmente le dedicaban sus portadas a estrellas de telenovelas, llevaron al elenco en sus portadas, y de la noche a la mañana algunas de las actrices se hicieron muy famosas, como Maribel Fernández, que por el apodo de su personaje "La pelangocha" se acabó quedando con ese mote para el resto de su vida.

A lo largo de 8 años —y pudieron ser más, hasta que Navarro cayó de la gracia de Televisa y fue despedido, marcando el fin de una era de exitosos programas—, los espectadores siguieron a Lupita (la única secretaria del programa que siguió trabajando en la compañía Vito, Gavito y Asociados) en sus diversas anécdotas, dando consejo a sus amigas, lidiando con las excentricidades de su padre, su jefe y su hermano, y también en su búsqueda del amor, más enamorada de la búsqueda que del amor.

La influencia del programa empezó incluso cuando estaba al aire; los personajes femeninos en las series mexicanas comenzaron a adquirir más dimensiones y no necesitaban de un hombre para establecerse y triunfar en la vida; del mismo modo, fue adquiriendo un estatus de culto entre los telespectadores y sus reposiciones siempre han tenido mucho éxito.

Otro aspecto de su influencia es que el escritor colombiano Fernando Gaitán declaró en una ocasión que esta serie fue una fuente de inspiración para él cuando comenzó a crear su muy popular telenovela 'Yo soy Betty, la fea', especialmente, la subtrama de "el cuartel de las feas" por retratar fielmente los diversos conflictos, intrigas y enredos que suceden en una oficina y las relaciones entre empleados y jefes, así como también entre los mismos empleados, reconociendo que sin la inspiración de este programa mexicano, su famosa obra maestra no existiría.

Más recientemente, la serie ha vuelto a dejarse oír en los corredores de Televisa, ahora que están experimentando con revivir los programas de antaño. Además de nuevas versiones de 'La criada bien criada', 'Doctor Cándido Pérez' y 'Papá Soltero', el nombre de 'Mi secretaria' se suma a esta lista, aunque no se ha definido quién la producirá y si se usarán los mismos guiones o será una versión diferente. Lo único cierto es que esta divertida comedia con mucho corazón sigue viva y su influencia se sigue dejando sentir.

EN VIDEO | La reprueban por trabajo basado en 'Yo soy Betty, la fea'; acusa xenofobia de su maestra

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.