México necesita a una nueva ‘Dama del buen decir’, pero ni Talina Fernández ve alguna candidata

Talina Fernández. Foto: MezcalEnt

Sin duda, Talina Fernández es uno de los grandes referentes de la televisión en México. Con 50 años de carrera y una amplia formación profesional, se ganó el título de ‘La dama del buen decir’. Y de la actual generación de conductoras, ¿habrá alguna que pueda ser su sucesora? La propia Talina ha respondido que sinceramente no.

En una reciente entrevista, le preguntaron si ella veía en alguna de las actuales presentadoras mexicanas a la siguiente Talina Fernández, a lo que ella respondió: “Me vas a perdonar […] pero la neta no veo a ninguna que tenga los idiomas, la cultura… Lo siento, no quiero ser mamerta, pero todavía no encuentro a alguna que yo diga ‘Esa’. Muchas van a llegar, toma mucho tiempo. Yo llevo 50 años en la tele”.

Tristemente tendría razón. Talina Fernández cuenta con una amplia carrera, pero sobre todo con una sólida base profesional que le permitió estar lo mismo en un programa de concursos que en un show nocturno de entrevistas, un matutino de revista o incluso en una telenovela. Habla varios idiomas, tiene formación escolar, y la respalda una trayectoria como conductora, productora, reportera y hasta actriz.

Nacida el 2 de agosto de 1944, estudió en el Colegio Alemán y después en Estados Unidos, donde incluso fue compañera de cuarto de Lolita Ayala, para luego graduarse como enfermera. “Yo quería apapachar a la gente. Hacía mis guardias en Cardiología, en el piso de hombres y con una guitarra, entraba al cuarto y les cantaba”, recordó en 2017.

Por esta formación básica fue que aprendió a hablar alemán e inglés. Pero más tarde aprendió francés al casarse con un hombre originario de aquel país y quien fue padre de sus hijos Mariana, Coco y Patricio Levy.

Sus inicios en la televisión no fueron precisamente como presentadora ni como reportera. “Comencé como el atractivo visual de un programa que se llamaba ‘La Cosquilla’, en 1970 con Raúl Astor. No enseñábamos las pompas ni traíamos la minifalda. Era un atractivo visual bastante light”.

También te puede interesar: Talina Fernández: “Ariel golpeaba a mi hija”

Después tuvo una breve participación en la telenovela ‘Las gemelas’ de 1972. Cinco años más tarde, logró tener su propio show de concursos, llamado ‘Caras y gestos’, al que le siguió ‘Nuestras realidades’. Desde entonces, destacaba su habilidad como entrevistadora.

“Cuando me casé por tercera vez, invité como primer testigo a mi patrón, Emilio Azcárraga Milmo [entonces presidente de Televisa]. Y él me dijo: ‘De regalo, te voy a dar un programa’”, recordó en una entrevista de 2017. Y así fue como llegó a su vida ‘Nuevas noches’. Continuó en las telenovelas, con personajes en ‘Muchachita’ y ‘Tenías que ser tú’

Y es que, desde entonces, Talina ya mostraba algunos aspectos que quizá no se vean mucho en las conductoras actuales. “Yo nunca entrevisté a nadie entrevistándole de ‘tú’. Emilio Azcárraga me hubiera tumbado los dientes […]. Yo no me quise hacer famosa. Yo lo que quería era tener trabajo para mantener a mis hijos”, agregó.

Fue entonces que también trabajó como reportera de varias fuentes: desde deportes hasta espectáculos, pasando incluso por política. De hecho, en 1994, acompañó a Luis Donaldo Colosio en su campaña presidencial e hizo un enlace telefónico desde Lomas Taurinas con Jacobo Zabludovsky el día del asesinato del candidato.

También te puede interesar: El reencuentro entre Ariel López Padilla y Mariana Levy que la muerte impidió

Después llegaron a su vida más proyectos en la conducción, con los programas ‘¿Qué crees?’, ‘Hoy’, ‘Hasta en las mejores familias’ y ‘Nuestra casa’.

Su vida familiar quedó marcada luego de que su hija Mariana Levy sufrió un infarto fulminante en abril de 2005. La actriz llevaba a su hija María y a un grupo de amigas a una feria para celebrar el Día del Niño, pero aparentemente se les acercó un auto con un hombre armado que las asaltaría, y ese susto fue lo que le habría provocado la muerte.

Otro duro golpe afectó su salud al año siguiente, cuando le encontraron un tumor en la cabeza, que finalmente fue retirado. “Cuando me revisaron para ver cómo había quedado, encontraron otro, pero está en un lugar que no se puede operar. Tampoco es maligno, pero me afecta el equilibrio, voy a ir perdiendo el oído poco a poco y a veces hablo como que estoy borrachita”, comentó en una entrevista de 2017.

Pese a los reveses de la vida, y con una carrera valuada en 50 años, Talina Fernández ha marcado parte de la historia de la pantalla chica mexicana… quizá por eso ni ella misma ve a una conductora que pueda ser su sucesora.

@braham_MV