¿Por qué a los mexicanos les gusta comer todo con salsa?

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 14 (EL UNIVERSAL).- Como buenos mexicanos seguramente hemos conocido o incluso probado algunas salsas características de nuestra región. El chile es el ingrediente principal de estas salsas cuyo objetivo es agregarle ese toque "picosito" a nuestras comidas o botanas, además de que en el país ya es clásico aplicar el típico "ponle salsa a algo que ya tiene chile".

Ahora, conoceremos la historia, datos y usos de algunas de las salsas más famosas y consumidas en nuestro país, que se han convertido en un elemento esencial en todas las casas y restaurantes del país.

Tamazula

Originaria de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, esta salsa fue la que comenzó todo. El señor Manuel Maciel Méndez fundó esta empresa en 1960 como un negocio familiar en la ciudad tapatía y tanta fue su expansión con el pasar de los años que Grupo Tamazula lanzó al mercado nacional muchos más productos, entre los que destaca la salsa Valentina.

Los ingredientes de la salsa Tamazula son: agua, chiles secos puyas y serranos, ácido acético, sal yodatada, condimentos, especias y 0.1% de benzoato de sodio como conservador.

Huichol

De origen nayarita, la salsa huichol cuenta con cinco opciones diferentes para usar en tus platillos o botanas: la salsa limón, salsa tradicional, salsa habanera, salsa negra y salsa botanas. Si hablamos de la salsa tradicional, esta es elaborada con chile cascabel, sal yodatada, vinagre y otros ingredientes naturales.

Lo curioso de esta salsa es que comenzó a operar en el año de 1949 con un capital de solamente 40 pesos, por el fundador y dueño, el señor Roberto López Flores, teniendo como activos principales un molino de mano, una taponadora manual y cinco kilogramos de chile cascabel.

Botanera

Una de las consentidas del pueblo mexicano, esta salsa se utiliza mayormente en botanas (como su nombre lo dice) y tiene algunas variantes como la clásica, con limón, muy picante, la reducida en sodio y la salsa verde, para quienes buscan un sabor más tradicional. La Botanera fue creada por parte de la empresa regiomontana Mega Alimentos en 1989 y rápidamente se posicionó como una de las más populares en su sector.

Los ingredientes con los que se hace la botanera clásica son: agua, sal yodada, chiles de árbol, ácido acético, goma xantana, ácido cítrico, benzoato de sodio y sorbato de potasio como conservadores.

Cholula

Cholula Hot Sauce es una marca de salsa picante a base de chile, con sede en Stamford, Connecticut, fabricada en Chapala, Jalisco, y con licencia de José Cuervo. La salsa picante lleva el nombre de la ciudad de Cholula, Puebla, de 2 mil 500 años de antigüedad, la ciudad aún habitada más antigua de México. El nombre "Cholula" se deriva del topónimo náhuatl Chollollan, que significa "el lugar del retiro".

Seis variedades de Cholula se comercializan ampliamente en Norteamérica, incluyendo Original, Chipotle, Ají Garlic, Chile Lima, Pimiento Verde y Sweet Habanero. La salsa cholula combina chile piquín, árbol y especias. La lista de ingredientes en el empaque del producto es: agua, chile de árbol y piquín, sal, vinagre, ajo en polvo, especias y goma xantana.

Búfalo

Fue fundada en el año 1933 y actualmente pertenece al Grupo Herdez, como sus similares, también cuenta con una amplia variedad de salsas para acompañar las comidas y botanas. Entre ellas se encuentran la salsa chipotle líquida, la clásica líquida, la salsa clásica, la clásica para botanas, la de chamoy, extra picante y además la jalapeño rojo, que es ideal incluso para algunas bebidas como las margaritas.

La salsa clásica búfalo tiene como ingredientes el agua, ácido acético, chile guajillo, sal yodada, azúcar, goma xantana, condimentos, benzoato de sodio como conservador, colorante artificial rojo allura AC y ajo deshidratado.

Valentina

Una de las salsas más utilizadas y consumidas en nuestro país es la botanera, cuya presentación se puede encontrar con la etiqueta amarilla y la etiqueta negra, además de que también se comercializa en sus versiones en polvo y marisquera. La Valentina es parte de Grupo Tamazula, y su nombre fue adoptado en honor a un personaje de la Revolución Mexicana, llamada "La Valentina", quien se unió a las tropas maderistas a sus 17 años, bajo el nombre de Juan Ramírez.

Los ingredientes que lleva la salsa valentina son los chiles secos puyas y serranos, agua, ácido acético, vinagre, sal, condimentos, especias y benzoato de sodio como conservador. Un dato interesante de esta salsa es que además de su uso para botanas y platillos también sirve para limpiar bronce y metal, debido a la incorporación del ácido acético en esta salsa. Es icónica en los carritos de las papas fritas de la CDMX.