Mexicano se hace youtuber para revelar cómo es la vida dentro de la cárcel de EEUU

·3  min de lectura
Foto: Instagram vía @rafael27

El 6 de noviembre del 2019 el mexicano Rafael Martínez subió su primer video a YouTube en el canal llamado ‘el muñeco feroz’. Algo que lo distinguió de otros youtubers desde el principio es que él lo hizo desde una prisión en Estados Unidos.

En esa primera grabación, Martínez dijo que su canal era una forma de distracción de él y de su compañero de celda Jem-K, pues no tenían mucho que hacer, además dijo que quería que la gente evitara que cayeran en eso: “hubiéramos pensado antes de hacer lo que hicimos, andábamos moviendo droga allá afuera y mucha gente que anda allá, que se creen narquillos y nada más andan vendiendo gramillos, si quiera muevan cosas grandes, no es cierto, no muevan nada o acá los vamos a esperar”.

Con el tiempo sus videos fueron generando reproducciones y acumulando comentarios positivos para su creador, pues muestra varios aspectos de lo que se vive en prisión, como los alimentos que consumen los presos, los lugares peligrosos, las peleas, e historias de otros reclusos.

Rafael, quien es del estado de Guerrero, también contó en uno de sus videos que llegó a EE.UU. desde los 16 años, y su primer trabajo fue el de quitar y poner tejas en los techos de las viviendas. El mexicano luego fue deportado, pero regresó a los 20 años, en esa ocasión entró al negocio de construcción de casas de madera y en la tala de árboles.

En otra grabación el mexicano habló del delito que cometió y que lo mantienen dentro de una celda: “caí por droga, me dieron una sentencia de cinco años de los cuales llevo dos, la verdad no sé si voy a hacer los cinco completos o solo una parte”.

Rafael también narró cómo fue el momento de su detención: “dos semanas antes se metieron a mi casa a robar, así que yo quedé con miedo, con un presentimiento de que algo me iba a pasar y ya ni comía y ni dormía del miedo”.

Luego dijo que ese día iba manejando un auto que iba cargado con un paquete de cocaína, el cual guardó debajo de los asientos traseros, y continuó, “el tráfico estaba pesado y para cortar camino para ir a dejar el paquete rápido, giré para la izquierda y no prendí las direccionales, ese fue mi error, por eso me agarraron por pende%&, por ir recio”.

Un oficial lo detuvo y le pidió su licencia de conducir, pero él no la llevaba, así que el uniformado le informó que revisaría el auto: “todo iba bien hasta que me preguntaron que si podían revisar al carro y le dije no porque no era mío. El policía se subió a la patrulla y bajo con un perro, por eso odio los perros, y pues el can de volada se puso al lado y ladró en la puerta”.

Ya en prisión comenzó con los videos de su canal por lo que poco a poco comenzó a generar miles de reproducciones y a ganar suscriptores. Actualmente ya cuenta con 172,000 seguidores, por lo que incluso YouTube le envió su placa por los 100,000 seguidores, aunque él no la recibió por estar en prisión.

Pero el sitio de videos no es el único lugar en donde Rafael está ganando popularidad, pues ya tiene una cuenta en TikTok en donde usa un poco más de humor, aunque también documenta lo que ocurre tras las rejas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Mujer enfrenta a ladrón, recupera su teléfono y deja al sujeto sin ropa y sin bicicleta

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.