Estas mexicanas se montaron en taxis diferentes pero acabaron con el mismo destino: la muerte

Ariadna Fernández, de 22 años, subió a un taxi a la salida de una fiesta el pasado 30 de octubre y su cuerpo torturado fue hallado en una carretera. Lidia Gabriela, de 23, murió tras lanzarse de un taxi en marcha que se desvió sospechosamente de su ruta.