La mexicana Xiye Bastida reprende a líderes mundiales en la Cumbre del Clima

Agencia EFE
·3  min de lectura

Washington, 22 abr (EFE News).- La joven activista mexicana Xiye Bastida reprendió duramente este jueves a los líderes que participan en la Cumbre del Clima organizada por la Casa Blanca, al criticar su falta de ambición para contener la crisis climática y describir ese problema como un resultado del colonialismo y el capitalismo.

Bastida, de 19 años y descrita por muchos medios como "la Greta Thunberg de América", intervino en la cumbre después de una veintena de dirigentes de todo el mundo, y les exigió que "reconozcan e implementen" las demandas de los miles de jóvenes que se han convertido en activistas medioambientales.

"Yo no quería venir aquí y leerles nuestras preocupaciones y demandas, porque si hubieran estado escuchándonos, ya sabrían cuáles son", espetó al inicio de su discurso.

La adolescente, que pertenece a la comunidad indígena mexicana Otomí-Tolteca, se vio obligada a emigrar a Estados Unidos con su familia después de que unas lluvias torrenciales provocaran una inundación en su pueblo, San Pedro Tultepec (Estado de México).

Bastida, que también tiene nacionalidad chilena por parte de su madre, comenzó hace unos años a organizar marchas semanales en Nueva York dentro del movimiento "Fridays For Future", que exige mayores compromisos sobre reducción de emisiones.

En su discurso, pidió reconocer que "la crisis del clima es el resultado de quienes perpetúan y mantienen vivos los sistemas dañinos del colonialismo, la opresión, el capitalismo y el 'greenwashing'", como se conocen las estrategias de empresas y marcas que se promocionan como verdes o ecológicas sin serlo realmente.

"La mayoría de los líderes que hay en esta cumbre son del norte global, que históricamente ha perpetuado estos sistemas. Las comunidades más afectadas, las que han quedado desplazadas por sequías, inundaciones, incendios, fracasos en cosechas y abusos de derechos no están bien representadas aquí", denunció.

Pidió dejar de programar cumbres "sobre lo que tiene que cambiar", porque las soluciones están claras y solo queda "implementarlas"; asumir el problema como una cuestión de "justicia social" y entender que, para impulsar el desarrollo de las grandes potencias, se han creado "zonas de sacrificio" en el sur del planeta y en comunidades "negras y latinas" en el norte.

"Nos dirán una y otra vez que (los jóvenes activistas) somos poco realistas y pocos razonables. Pero, ¿quién está siendo poco realista y poco razonable con estas supuestas soluciones sin ambición?", cuestionó.

"Ustedes son los ingenuos si creen que podemos sobrevivir a esta crisis con la forma de vida actual. Ustedes son los pesimistas si no creen que tenemos lo que hace falta para cambiar el mundo", agregó.

La joven pidió a los líderes que se comprometan a "llegar a las cero emisiones netas para 2030, no para 2050", como han hecho Estados Unidos y la Unión Europea (UE), aunque sí valoró como un buen ejemplo el anuncio del presidente estadounidense, Joe Biden, de que su país recortará a la mitad las emisiones para finales de esta década.

"Es hora de que dejen de darnos las gracias por ser activistas", zanjó Bastida, justo antes de que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, le agradeciera haber "añadido su poderosa voz" a la Cumbre de Líderes sobre el Clima.

(c) Agencia EFE