Mexicana Giuliana Olmos hace historia y gana título en Acapulco

Por David Torres González. Enviado

Acapulco, Gro., 29 Feb (Notimex).- La tenista mexicana Giuliana Olmos se “sacó la espina” del año pasado y junto a la estadounidense Desirae Krawczyk se coronaron en el Abierto Mexicano de Acapulco, donde "Gugu" hizo historia.

Olmos y Krawczyk se impusieron a la ucraniana Kateryna Bondarenko y la canadiense Sharon Fichman en dos sets, por 6-5 y 7-6 (7/5), en una hora y 34 minutos en el Grandstand del complejo Mextenis.

Con este triunfo, Olmos Dick se convirtió en la primera mexicana en ganar un título en el Abierto Mexicano, un año después de ser la primera en alcanzar una final en Acapulco.

El duelo inició con ventaja para la mexicana y su compañera, quienes lograron un rompimiento de servicio, aunque pronto se vieron igualadas por una dupla difícil de vencer y que no era la favorita.

En el octavo “game” Olmos y Krawczyk se pusieron adelante 0-40, y aunque sus rivales presionaron, pudieron concretar el rompimiento y lo capitalizaron con su saque, al final con un ace de Krawczyk, para quedarse con la primera manga.

Los gritos de “México, México” para apoyar a Olmos se dejaron escuchar en un inmueble que lucía a poco más de la mitad de su capacidad, donde aplaudieron el esfuerzo de las cuatro tenistas, más cuando Olmos o su compañera hacían bien las cosas.

En el quinto “game” de la segunda manga desaprovecharon una bola de “break”, lo que pagaron caro, pues en el sexto les quebraron el saque para que Bondarenko y Fichman su pusieran en ventaja 4-2.

Pero de inmediato recuperaron su servicio con un quiebre, y con “Gugu” Olmos al servicio igualaron 4-4. La presión recayó en sus rivales, que fallaron en la red al estrellar pelotas que parecían fáciles y eso lo aprovecharon las favoritas para remontar 5-4.

Tendrían la oportunidad de resolver el juego con Krawczyk al servicio, pero llegó un nuevo “break” para la dupla ucraniana-canadiense y nuevamente se igualó el juego; otro quiebre por lado mandó el segundo set a la “muerte súbita”.

El choque fue nivelado en la definición, hasta que Olmos y su compañera se adelantaron 4-3 y no perdieron la ventaja; pese a verse alcanzadas 5-5, los últimos dos puntos fueron para ellas y el título también.

Este fue el segundo título en la carrera de las tenistas como pareja, luego de Nottingham el año pasado, en su cuarta final como dupla, pues cayeron también en 2019 en Acapulco y Monterrey.

-Fin de nota-

NTX/DTG/AGG