Mette- Marit de Noruega, la gran ausente en la entrega del Nobel de la Paz

·3  min de lectura

El Ayuntamiento de Oslo ha sido testigo de la entrega del premio Nobel de la Paz en una ceremonia a la que han acudido los reyes Harald y Sonia y el príncipe Haakon, que acaba de regresar de un viaje por Estados Unidos. Se esperaba que la princesa Mette- Marit, esposa del heredero al trono, les acompañara, pero a última hora la Casa Real ha eliminado su nombre de la programación oficial, según el periódico Dagbladet. A pesar de sus problemas de movilidad, el monarca noruego no ha faltado a esta cita, eso sí, ayudado por dos muletas. El rey Harald fue operado a principios de 2021 de un tendón en la rodilla derecha en la que tenía una lesión.

VER GALERÍA

noruega2-gtres
noruega2-gtres

PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DE LA GALERÍA

El comité noruego del Nobel ha decidido que los premiados de este año sean Maria Ressa y Dimitry Muratov "por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión, que es una condición previa para la democracia y la paz duradera". Maria Ressa es una fiel defensora de la libertad de expresión en Filipinas, su país natal, donde ha llamado la atención sobre el abuso de poder, el uso de la violencia y el creciente autoritarismo. Por su parte, Dimitry Muratov ha defendido durante décadas la libertad de expresión en Rusia.

- Haakon puede por fin reunirse con los reyes Guillermo y Máxima en su visita a Noruega

- El 'selfie' de Haakon y Mette-Marit de Noruega para celebrar sus 20 años de casados

VER GALERÍA

noruega-GTRES3
noruega-GTRES3

La entrega del Premio Nobel de la Paz es la antesala de la gran cita que tendrá lugar este viernes por la tarde en el Ayuntamiento de Estocolmo donde se entregarán los reconocimientos en el resto de disciplinas. Ya se ha confirmado la asistencia de los reyes del país Carlos Gustavo y SIlvia y de la princesa heredera Victoria y su marido, el príncipe Daniel. Antes de que tuviera lugar la entrega de galardones, los Reyes y su hijo han recibido en audiencia a los dos premiados.

VER GALERÍA

noruega-gtres4
noruega-gtres4

A pesar de las medidas de distanciamiento social por la pandemia, que han hecho que el aforo se haya reducido, la ceremonia ha sido muy cálida y ha transcurrido en un clima distendido. La buena sintonía entre los dos premiados ha sido tal que incluso Maria Rassa ha sacado su móvil para hacerse un selfie con su compañero de premio.

VER GALERÍA

noruega-gtres5
noruega-gtres5

El subdirector de Comunicación de la Casa Real nórdica, Sven Gjeruldsen, ha confirmado a Dagbladet que la Princesa tiene síntomas de resfriado y se someterá a una prueba PCR para ver si se ha contagiado de coronavirus. Lo cierto es que Mette- Marit de Noruega, de 48 años, padece desde 2018 fibrosis pulmonar, una enfermedad respiratoria con patrón restrictivo en el que el tejido de los pulmones se endurece y dificulta la respiración. En anteriores ocasiones, la Princesa ya ha dicho que a causa de su dolencia tiene días buenos y días malos, lo que la ha provocado que su agenda se haya reducido.

VER GALERÍA

noruega-gtres6
noruega-gtres6

Nada hacia presagiar que la esposa del heredero faltaría a este acto. El pasado martes la Princesa, en compañía de la reina Sonia, acudió al funeral en la catedral de Oslo de Kim Friele, una de las primeras activistas que luchó por los derechos del movimiento LGTBI. Completamnete de negro y con la expresión seria, la Princesa participó en el último adiós a esta mujer que logró que el código penal de Noruega despenalizara los actos homosexuales en 1972 y que se aboliera la homosexualidad como enfermedad psiquiátrica en 1978.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.