El metro de Estocolmo es un museo subterráneo y estas fotos lo demuestran

Estocolmo es una de las capitales con más encanto de Europa. Levantada sobre 14 islas a orillas del mar Báltico, algunos la conocen como la Venecia del Norte por sus canales. Cuenta también con un precioso casco histórico medieval, agradables y espectaculares parques para pasear, numerosos museos para descubrir y una vida muy animada. Sin embargo, uno de los mayores atractivos de la ciudad sueca se encuentra bajo tierra.

Y es que el metro de la capital de Suecia no es solo un medio de transporte con el que moverse por la ciudad, sino que se trata también de un verdadero museo subterráneo. Desde hace varios años, artistas locales se han encargado de pintar algunas de sus estaciones y túneles o de crear diferentes esculturas para darle un toque distinto al suburbano.

Con 110 kilómetros de túneles y estaciones, podría decirse que el metro de Estocolmo es la galería de arte más larga del mundo. Lo cierto es que perderse por sus siete líneas y 100 estaciones puede ser un buen plan para disfrutar de la capital sueca sin necesidad de salir al exterior.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.