Metódico y contundente, el ruso Dmitry Bivol cambia la historia del boxeo al vencer al Canelo Alvarez

·3  min de lectura
MARCOS PEREZ

Todo tiene un límite en la vida, hasta para Saul “Canelo’‘ Alvarez. La elevada ambición del mexicano encontró un freno el sábado en la noche, cuando el rey libra por libra perdió por primera vez en largo tiempo -al menos en las boletas- contra el el invicto campeón de peso semipesado de la AMB, Dmitry Bivol.

Álvarez (57-2-2, 39 KO), un campeón de cuatro divisiones, conectó 84 golpes, el mínimo de su carrera, en total en 12 asaltos mientras Bivol (20-0, 11 KO) confiaba en su defensa y golpes precisos para dar la sorpresa. por decisión unánime dentro del T-Mobile Arena en Las Vegas.

Los tres jueces anotaron 115-113 para Bivol en una pelea que parecía todo menos competitiva, porque la acción pareció irse de un solo lado y en la boleta de El Nuevo Herald Canelo solo se vio ganador en tres asaltos: el segundo, el cuarto y el noveno. Fuero de eso, el dominio fue apabullante en favor del ruso.

“Lamento haber arruinado tus planes [para una pelea de trilogía de otoño contra] Gennadiy Golovkin, tal vez”, comentó Bivol. “Felicidades a [Álvarez], es un gran campeón y lo respeto. Pero si no crees en ti mismo, ¿qué haces? No vas a lograr nada. Yo creo y mi equipo cree”.

Seis meses después de convertirse en el primer campeón indiscutible de peso súper mediano de la era de los cuatro cinturones, Álvarez volvió a subir a las 175 libras por primera vez desde que ganó el título del CMB por nocaut ante Sergey Kovalev en 2019.

Canelo, quien durante la misma semana de la pelea habló de la posibilidad de un posible paso al peso pesado en un futuro, ahora no pudo superar la fuerza técnica de Bivol, un hombre que llegó sin hacer mucho ruido, pero que ha emergido como una verdadera estrella.

El jab de Bivol estuvo acertado en todo momento y respondió consistentemente a cualquier golpe de Álvarez con combinaciones limpias, utilizando la mano derecha que tanto se echó en falta, por ejemplo, en la segunda pelea del mexicano contra Golovkin o la de Daniel Jacobs.

Bivol permitió que Álvarez se parara a corta distancia frente a él, pero nunca le dio una zona de ataque lo suficientemente limpia para hacer impactos de potencia, al punto que la mayor parte de los golpes del tapatío se quedaban en la guardia hermética del campeón.

“Sentí su poder. Como pueden ver en mi brazo, me golpeó fuerte por ahí, pero no en la cabeza”, agregó Bivol. “Es mejor. Tenía buena velocidad y potencia. Tal vez su error fue que solo lanzó golpes fuertes. Después de los golpes fuertes, se relajó y se cansó”.

Álvarez, cuya única derrota anterior fue contra Floyd Mayweather en el 2013, conectó solo el 17 por ciento de sus golpes contra Bivol y fue superado por un margen de 152 a 84, según CompuBox.

“Es un gran campeón. A veces, en el boxeo, ganas o pierdes. Perdí hoy y él ganó”, reconoció Álvarez, quien de inmediato abogó por una revancha contra el ruso. “Es un boxeador realmente bueno. Es un luchador que entra y sale. También sentí su poder. Fue una buena victoria para él”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.