Messi quiere resugir con el PSG y entonarse para el Mundial

·5  min de lectura

PARÍS (AP) — Lionel Messi culminó la pasada temporada con su primer partido en el que anotó cinco goles en 10 años.

Pero el repóker fue con la camiseta de Argentina ante Estonia, no con el París Saint-Germain, donde la "Pulga" firmó apenas seis tantos en 26 partidos de la liga francesa tras llegar procedente del Barcelona. Fue el registro más bajo de Messi desde la temporada 2005-06, cuando apenas tenía 18 años.

Aunque sus 14 asistencias para el PSG le dejaron en el segundo puesto del torneo, por detrás de su compañero Kylian Mbappé, el siete veces ganador del Balón de Oro no estuvo a la altura de las expectativas generadas tras una excelsa trayectoria en el Barcelona — autor de 672 goles.

Esa cifra astronómica incluyó una alucinante campaña de 50 goles en 2012, para seguir con 46 en 2013. Messi fue el máximo goleador de España en ocho temporadas y encabezó la tabla de cañoneros en la Liga de Campeones en seis ediciones. En su apogeo, el crack argentino endosó cinco tantos al Bayer Leverkusen en 2012.

Transcurrida una década, su floja producción goleadora en el PSG suscita dudas si puede acoplarse a un nuevo esquema tras estar acompañado durante tanto tiempo por habilidosos como Andrés Iniesta, Xavi Hernández y Neymar que jugaban esencialmente para él.

“La idea es que Messi se involucre más en el juego y que sus compañeros se vinculen más con él durante los partidos, lo cual no pasó mucho la temporada pasada”, dijo el nuevo técnico del PSG Christophe Galtier. “Con lo que he visto hasta ahora, está comprometido completamente. En cuanto a los demás, todo el mundo sabe lo que es capaz de hacer”.

Si bien la pasada temporada fue complicada para Messi, algunos se preguntan si el argentino se está reservando para la Copa del Mundo a fines de año.

A sus 35 años, se jugaría su última carta para salir campeón con su adorada Argentina. Las fechas del Mundial, entre el 21 de noviembre al 18 de diciembre para evitar el sofocante calor del verano en Qatar, le permitirían llegar más fresco de piernas si el certamen se disputase en las tradicionales meses de junio y julio.

Messi se destacó para que Argentina se consagrase en la Copa América el año pasado, el primer gran título de la Albiceleste después de 28 años. Anotó cuatro goles para compartir el liderato de máximo anotador del torneo y fue el mayor asistidor con cinco. La victoria ante Brasil en el estadio Maracaná acabó la larga espera de Messi por alzar una copa internacional tras perder una final en el Mundial de 2014 y otras tres finales de la Copa América.

Seguramente está muy motivado con la idea de despedirse del fútbol de selecciones alzando el trofeo más importante de todos.

Un buen inicio de temporada con el PSG podría dejarle a tono para Qatar, con un potente ataque argentino que incluye a Lautaro Martínez (Inter) y Ángel Di María (Juventus).

Argentina echó de menos a Di María cuando perdió 1-0 ante Alemania en la final del Mundial de 2014, pero su salida del PSG podría beneficiar a Messi a nivel de clubes.

Mauricio Pochettino, el previo técnico del PSG, quizás tuvo demasiadas variantes de ataque, repartiendo minutos entre Messi, Neymar, Mbappé, Di María y Mauro Icardi.

Galtier es un estratega que apuesta por una formación y evita hacer demasiados experimentos, lo cual debe redundar en favor de Messi.

Tal vez Messi fue una víctima de su propia versatilidad la pasada temporada y se le asignará una función fija con Galtier. Ello implica que no tendrá que alternarse por la banda con Di María y jugará por adentro para combinarse más con Mbappé, quien es más peligroso como centrodelantero.

El PSG saldría mejor si Galtier pone a Neymar y Messi como laderos de Mbappé en un tridente ofensivo.

Messi empezó la temporada con buen pie. Firmó el primer gol para que el PSG derrotase 4-0 a Nantes en la Supercopa de Francia el domingo.

Los parisinos también reforzaron la zaga central tras fichar a Nordi Mukiele del Leipzig de Alemania. Ello debe liberar más a los volantes, permitiéndole a Marco Verrati subir más con Messi para abrir espacios.

Con Messi por la derecha, con funciones de creador de juego en un esquema en el que Mbappé sea el referente goleador, el argentino podría dosificar fuerzas.

Esas serían excelentes noticias para Argentina.

LOS RIVALES DEL PSG

PSG sigue siendo el gran favorito y no parece tener un rival que le asuste, como se dio el año pasado.

La pugna por el segundo lugar — con boleto directo a la Liga de Campeones — tendría a Marsella, Mónaco y Lyon — como animadores.

Marsella estrena nuevo técnico con Igor Tudor tras la salida de Jorge Sampaoli, pero sigue dependiendo demasiado de las piernas de su enganche Dimitri Payet.

Con su nuevo dueño estadounidense John Texto, Lyon recuperó a un par de jugadores que surgieron de su cantera, el volante Corentin Tolisso y el delantero Alexandre Lacazette tras etapas con Bayern Múnich y Arsenal, respectivamente.

Mónaco repuntó con la vocación ofensiva del técnico Philippe Clement. Pero al igual que Marsella, el club del principado depende en demasía de un jugador, el delantero Wissam Ben Yedder. Sus 25 goles la pasada temporada le dejaron en el segundo lugar de la tabla, por detrás de los 28 de Mbappé.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.