Messi entrena separado, cuidados extremos en Argentina

DOHA (AP) — Un día después de dos bajas por lesión en el plantel de Argentina, el astro Lionel Messi y otros seis jugadores trabajaron el viernes por separado al resto de sus compañeros, en una muestra del temor del entrenador Lionel Scaloni a sufrir otra pérdida a días del debut ante Arabia Saudí en el Mundial.

Messi, los volantes Rodrigo De Paul y Leandro Paredes; el defensor Nicolás Otamendi y el delantero Ángel Di María, habituales titulares, junto a los zagueros Lisandro Martínez y Juan Foyth no salieron al campo de entrenamiento de la Universidad de Qatar y se quedaron en el gimnasio, informó el departamento de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

No se informaron los motivos, pero habitualmente esto sucede en caso de lesión, recuperación o prevención.

Argentina debutará el martes ante Arabia Saudí por el Grupo C, que también integran México y Polonia.

La ausencia de los siete jugadores alteró el inició de la práctica abierta a la prensa durante 15 minutos luego que en la víspera Scaloni tomó la decisión de dejar fuera del Mundial a los delanteros Nicolás González y Joaquín Correa por lesión muscular y de rodilla, respectivamente.

Paredes y Di María se habían desgarrado en octubre y sumaron un par de minutos en su club Juventus antes de viajar de Qatar. Messi jugó para el París Saint-Germain en la última fecha de la liga francesa antes de interrumpirse por el Mundial, aunque previamente el delantero se ausentó de un partido por molestia en el tendón.

Foyth estuvo cuatro meses parado por una dolencia de rodilla, mientras no se habían reportado problemas físicos con Otamendi y De Paul, ambos titulares en el último amistoso el miércoles contra Emiratos Árabes.

En tanto que 17 jugadores estuvieron en el campo de entrenamiento, entre ellos Marcos Acuña, Alejandro Gómez y Paulo Dybala. El primero arrastra una pubalgia y no está confirmado que sea parte de la Copa del Mundo.

En tanto que se esperaba para este viernes la llegada a Doha de Thiago Almada y Ángel Correa, los reemplazantes de Joaquín Correa y Nicolás González, respectivamente.

Almada, de 21 años y jugador del Atlanta United de la MLS, debutó con la selección absoluta en la gira de amistosos que Argentina disputó en Estados Unidos en septiembre y dejó buena impresión.

“Es el día más feliz de mi vida para mí y mi familia", dijo Almada, primer argentino que juega en la MLS que entra en una convocatoria mundialista antes de abordar el avión en Buenos Aires. "Es por todo lo que luchamos, que vivimos día a día, así que muy contento”.

Correa, del Atlético de Madrid, no había quedado dentro del recorte de 26 jugadores para disputar la Copa del Mundo.

“Me tomó por sorpresa, estaba disfrutando con mi familia y me llamaron, así que ahora me voy a Qatar con una ilusión enorme”, dijo Correa. El atacante superó una intervención del corazón hace ocho años y también estuvo en la lista preliminar para Rusia 2018, pero se quedó afuera.