Messi y Cristiano, frente a frente en Arabia Saudí

ARCHIVO - Lionel Messi (izquierda) del Barcelona disputa el balón con Cristiano Ronaldo del Real Madrid en los cuartos de final de la Copa del Rey, el 25 de enero de 2012 en el estadio Camp Nou. (AP Foto/Manu Fernández) (ASSOCIATED PRESS)

Una de las grandes rivalidades del fútbol se reanudará en el inesperado escenario del estadio Rey Fahd de Riad.

La cita será el jueves para otro capítulo de Lionel Messi vs. Cristiano Ronaldo cuando el Paris Saint-Germain de Messi enfrente a un combinado de los clubes Al Nassr y Al Hilal de Arabia Saudí en un partido amistoso.

Riad es el hogar donde Cristiano se ha instalado para los últimos años de su ilustre carrera tras fichar por un monto de 200 millones de dólares con Al Nassr.

El partido contra Messi y el PSG le permitirá al astro portugués evocar la etapa más gloriosa de su carrera antes que Cristiano se enfoque en la campaña doméstica de Al Nassr y clasificarse a la Liga de Campeones de Asia.

La rivalidad Messi-Cristiano alcanzó su apogeo cuando militaron con Barcelona y Real Madrid, respectivamente. Sus prodigiosas cuotas goleadoras les convirtieron en las máximas figuras del fútbol español y europeo.

Enfrentar a Messi en estas circunstancias hubiera sido impensable hace un año cuando Cristiano aún aportaba una apreciable cuota de goles para un alicaído Manchester United.

Messi y Cristiano han tenido suertes distintas los últimos 12 meses. Messi finalmente se consagró campeón en una Copa Mundial con Argentina en diciembre. Cristiano perdió la titularidad tanto con la selección como su club. Además, el United rescindió el contrato del astro luso y éste terminó en Al Nassr, un de los fichajes más asombrosos en la historia.

Será el primer partido de Cristiano en Arabia Saudí tras cumplir una suspensión de dos partidos decretada por la Federación Inglesa de Fútbol por haber arrojado el teléfono móvil de un aficionado tras el partido del United contra Everton en abril pasado.

Su debut con Al Nassr, líder de la liga saudí, será el domingo ante Ettifaq.

A Cristiano no le faltará motivación al vérselas contra Messi y la constelación de estrellas del PSG, que podría incluir a Kylian Mbappé y Neymar.

Después del Mundial, se enfoca en repetir campeón con el PSG en la liga francesa. También quiere llevar al club de París a su primera conquista de la Liga de Campeones de Europa.

El gran Mundial de Messi en Qatar ha dejado al argentino con una ventaja en el mano a mano entre los dos cracks.

Nada que pueda ocurrir el jueves en Riad cambiará las cosas en el debate. Lo que sí sirve es para que Cristiano pueda recordarle a los que aseguran que está acabado que aún plantarse de igual con Messi.