Messi va por Colombia, que se aferra a las manos de Ospina

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

BRASILIA (AP) — Bajo la tutela de Lionel Messi, Argentina exhibirá uno de los ataques más letales de la Copa América ante una Colombia menos eficaz, pero bien protegida por su portero David Ospina, en una de las semifinales de la Copa América.

Ambos capitanes, que son los jugadores con más presencias en la historia de sus respectivos seleccionados, protagonizarán este martes un duelo aparte en el estadio Mané Garrincha de Brasilia. Brasil y Perú animaban la otra semifinal el lunes.

Messi, con 149 partidos acumulados en Argentina, anotó un gol y dio dos asistencias en el triunfo 3-0 sobre Ecuador en cuartos de final. Es el máximo artillero del torneo con cuatro de los diez tantos convertidos por la Albiceleste, uno menos que el anfitrión Brasil.

Ospina, con 112 presencias, atajó dos penales en la definición por esa vía ante Uruguay y dio la cara por un equipo con la peor producción ofensiva entre los semifinalistas (3 goles), pese a disponer de delanteros de renombre como Duván Zapata, Luis Muriel y Rafael Santos Borré. Miguel Borja es el único atacante colombiano que anotó en la actual edición de la Copa América.

Argentina busca romper un maleficio de 28 años sin títulos. El último fue la Copa América en 1993. Los Cafeteros, por su parte, no juegan la final desde 2001, cuando fueron campeones por primera y única vez.

“Tenemos ganas de llegar a la final, de ganar este partido, el hambre de estos jugadores es evidente... es más que evidente que estamos todos con una ilusión bárbara, más allá de respetar al rival. El objetivo mínimo se cumplió, que era jugar los seis partidos y ahora vamos por la final”, destacó el lunes el técnico argentino Lionel Scaloni, que tras el triunfo sobre Ecuador llegó a 18 partidos invicto, la tercera mejor racha en la historia de la selección albiceleste.

Colombia y Argentina se enfrentaron en dos ocasiones en semifinales, ambas con triunfo de la Albiceleste.

“Argentina es una selección muy compacta, muy madura, lo ha demostrado en los últimos años...es una selección que tiene muchas bondades, hay que tener un juego muy inteligente, gran aplicación para poder desequilibrarlos”, analizó el técnico colombiano Reinaldo Rueda, quien inició su tercer ciclo como estratega de su país a principios de junio.

Un día antes del partido adelantó que su equipo “va a buscar hacer la propuesta, más frente a un rival con tanta capacidad como Argentina, al cual respetamos y admiramos, todo va a pasar porque nos impongamos”.

El entrenador buscará el primer triunfo en una semifinal luego de quedarse en el camino en 2004 al frente de los Cafeteros y en 2019 con Chile.

Enfrentar a uno de los mejores jugadores del mundo es una dificultad extra, pero el extremo Juan Guillermo Cuadrado —que volverá a la titularidad tras cumplir una fecha de suspensión— consideró que Argentina “no es simplemente él, tiene varios jugadores que pueden hacerte daño en cualquier circunstancia, tenemos que estar atentos no solamente con Messi”.

“Vamos a jugar una final con Argentina, vamos a dar no el 100 sino el 200%, no a ahorrar esfuerzos. Nuestra ambición es estar en la final. Tenemos la fe y la confianza... tenemos el potencial para hacerle partido”, aseguró el futbolista de la Juventus de Italia.

Ambos seleccionados se enfrentaron hace un mes por las eliminatorias para el Mundial 2022. Empataron 2-2 en Barranquilla, luego que Argentina tomó ventaja por dos goles tras un primer tiempo de claro dominio. Ospina fue determinante para mantener a su selección en el partido con un par de atajadas superlativas ante Messi.

Para Scaloni “Colombia tiene jugadores de gran nivel, de jerarquía, la mayoría ofensivos y su entrenador tiene esa impronta. No creo que difiera mucho de lo que venía haciendo, es un equipo muy difícil, que está en un gran momento. Un partido complicado, que en 90 minutos se decide mucho”.

Es poco probable que Argentina repita el once que le ganó a Ecuador. En defensa, se espera por la recuperación del zaguero Cristian Romero, que padece una distensión en la rodilla derecha que le impidió jugar los dos últimos partidos. Si no llega, Germán Pezzella seguirá en el puesto.

Marcos Acuña o Nicolás Tagliafico es la duda en el lateral izquierdo, mientras que Leandro Paredes y Guido Rodríguez son los aspirantes para el puesto de mediocentro.

“Somos un grupo de 28 jugadores que queremos darle una alegría a la gente, a nosotros, queremos coronar un trabajo que lleva mucho tiempo. Estamos motivados para jugar esa final”, indicó el volante Rodrigo De Paul, uno de los baluartes de Argentina.

En Colombia, además del regreso de Cuadrado, queda por resolver quién acompañará a Zapata en la ofensiva: Santos Borré o Muriel.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.