Una chica de 13 años logró escapar de su secuestrador que había asesinado a sus padres

LA NACION
Jayme Closs, Jake Thomas Patterson. (Photos: FBI, Barron County Sheriff's Department via AP)

GORDON, Estados Unidos-. Jayme Closs, una chica de 13 años que estaba desaparecida desde que sus padres fueron asesinados en su casa en el noroeste de Wisconsin, fue hallada en un pueblo de 600 personas a 100 kilómetros de donde ocurrió la tragedia.

La adolescente había desaparecido el 15 de octubre, día en que sus padres, James y Denise Closs, fueron asesinados a tiros en su casa cerca de Barron, un pueblo de 3300 habitantes en el noroeste de Wisconsin.

Jayme llegó el jueves pasado acompañada de una vecina a la puerta de la casa de Kristin Kasinkas. "¡Esta chica es Jayme Joyce! Llamá al 911", dijo la vecina cuyo nombre no fue dado a conocer.

La investigación

Las autoridades dijeron esta mañana en una conferencia de prensa que una persona de 21 años llamada Jake Thomas Petterson fue arrestado y acusado por doble homicidio y secuestro.

La tía de Jayme, Sue Allard, informó el jueves a la noche que su sobrina permanece en el hospital.

Una llamada al 911 llevó a los agentes a descubrir los cadáveres de los padres de Jayme tres meses atrás. La llamada se "rastreó" hasta la casa de los Closs. Cuando el operador llamó de vuelta, un mensaje de voz indicó que el teléfono pertenecía a Denise Closs. El registro no indica quién realizó la llamada al 911, pero el operador escuchó gritos de fondo.

Se cree que Jayme estaba en la casa el día del homicidio y que logró escapara de los asesinos de sus padres.

En los días posteriores a la desaparición de Jayme, las autoridades dijeron públicamente que creían que ella estaba viva y en peligro. A lo largo de estos meses hubieron muchos rumores sobre su hallazgo, pero, pero luego se confirmó su falsedad.

El centro nacional de chicos desaparecidos y explotados festejó la noticia de la aparición de Closs.