“Fueron meses difíciles”: Uruguay abrió hoy las fronteras y los argentinos volvieron a cruzar en barco

·6  min de lectura
alida de turistas en Buquebus por reapertura de fronteras con Uruguay
Gerardo Viercovich

El barco “Francisco” de la empresa Buquebus con destino a Colonia, en Uruguay, tenía previsto partir a las 8. Sin embargo, eran las 7.45 y en el hall de entrada aún había cientos de personas con sus valijas avanzando a paso lento para hacer el check in, lo que generó preocupación en algunos pasajeros por la acumulación de personas en un espacio cerrado. Hoy, por primera vez desde que comenzó la pandemia, las fronteras del país vecino se abrieron para los turistas, y un gran número de argentinos decidió embarcarse para descansar, trabajar o reencontrarse con familiares al otro lado del Río de la Plata.

Pablo Martínez, de 34 años, hace seis meses que no ve a su novia, que es uruguaya. El viaje de Martínez para reencontrarse con ella empezó el sábado, cuando se tomó un colectivo desde Mendoza, ciudad en la que vive. Luego pasó una noche en Buenos Aires y estaba haciendo la larga fila para subirse al barco que lo dejaría en la costa uruguaya.

alida de turistas en Buquebus por reapertura de fronteras con Uruguay
Gerardo Viercovich


Hubo largas filas para poder hacer el check in (Gerardo Viercovich/)

Pero, para poder embarcar, tuvo que llenar una declaración jurada, se realizó una prueba de PCR 72 horas antes de viajar y cuenta con el esquema completo de vacunación. Esos son los requisitos que Uruguay le solicita a los pasajeros mayores de 18 años.

A los chicos de entre 6 y 17 años solo se les solicitará una prueba de PCR, mientras que los menores de seis no deberán cumplir con ninguno de los requisitos mencionados. Para entrar a Uruguay todas las vacunas son aceptadas, a diferencia de lo que sucede con Estados Unidos, que aún no validó la vacuna rusa Sputnik V, una de las más usadas en la Argentina.

Fenómeno en la costa: los tres destinos ABC1 que registran una altísima demanda para el verano pospandemia

“Hace demasiado tiempo que no la veo y apenas me enteré de que se abrían las fronteras compré el pasaje. Por suerte todo se va normalizando, fueron meses difíciles porque ninguno de los dos podía viajar ya que ambas fronteras estaban cerradas”, dijo Martínez.

La población uruguaya es de 3,5 millones y los vacunados con dos dosis son el 74% de la población, mientras que más de 1,2 millones ya tiene el refuerzo de la tercera dosis. Si bien en un momento sobrevoló la idea de que Uruguay iba a habilitar la vacunación a extranjeros, esa posibilidad aún no se concretó. Las autoridades de ese país estiman que a principios de 2022 podrán contar con un excedente para vacunar a los turistas que lo deseen.

alida de turistas en Buquebus por reapertura de fronteras con Uruguay
Gerardo Viercovich


La salida de turistas en Buquebus por la reapertura de fronteras con Uruguay (Gerardo Viercovich/)

En la terminal de Buquebus, muchos pasajeros se quejaron por el gran número de personas que había en el hall de ingreso. La fila llegaba hasta la puerta. Había dos servicios activos: el que sale de lunes a sábado a las 8 desde Buenos Aires hasta Colonia con una capacidad para 1000 pasajeros y 135 vehículos, y otro que parte todos los días a las 9 y viaja a Montevideo. Como solo hay una hora de diferencia entre la partida de un barco y el otro, se acumularon los pasajeros de ambos servicios y algunos clientes expresaron su descontento por la situación.

“No puede ser que permitan que se acumule tanta gente en un espacio cerrado. O hay que agilizar el trámite para hacer el check in o deberán espaciar más el horario entre los barcos porque me parece riesgosa esta situación. Acá en teoría todos están vacunados y se hicieron un PCR, pero tal vez se contagiaron ayer, uno nunca sabe”, lamentaba Martha Rotenberg, de 78 años, que se encontraba junto a su hija, Fabiana Abas, de 56.

Ambas se van a tomar unos días de descanso. A partir del primero de septiembre las autoridades uruguayas autorizaron el ingreso de aquellos que tengan, por ejemplo, una propiedad en Uruguay. Si bien Rotenberg tiene un inmueble al otro lado del río, prefirió esperar a la apertura total de fronteras porque señaló que los trámites para lograr el ingreso eran muy engorrosos.

alida de turistas en Buquebus por reapertura de fronteras con Uruguay
Gerardo Viercovich


La salida de turistas en Buquebus por reapertura de fronteras con Uruguay (Gerardo Viercovich/)

“Yo voy a Punta del Este hace 45 años. Es, sin dudas, mi lugar en el mundo. Nunca había pasado tanto tiempo sin ir. Ahora estamos contentas de poder volver, vamos a descansar unos días. Lo único que lamento es que aquí no esté bien organizada la partida. Deberían dejar tres horas entre barco y barco”, dijo Rotenberg.

Desde Buquebus señalaron a LA NACION que la demanda de pasajes fue creciendo “progresivamente en forma moderada, pero no explosiva”. Esto, según explicaron, sucede tanto con los pasajes para ir a Uruguay, como para ingresar a la Argentina, que hoy también abrió sus fronteras para el turismo internacional. Respecto de las demoras, la empresa explicó que se ocasionaron porque hoy “es una circunstancia muy especial” y aún hay normativas que “no están claras”. Además, agregaron que “la empresa con su personal hace su mayor esfuerzo para que la actividad se cumpla de la mejor manera posible”.

Los motivos para partir eran muy diversos. Tomás Peralta Mazzocchini, de 22 años, estaba junto a su madre y hermano que lo acompañaron hasta la terminal de Buquebus. Él era el único que iba a abordar el barco. Hace pocas semanas el Club Social y Deportivo Urupan lo sumó a su equipo de futsal y por primera vez Mazzocchini va a poder cruzar el charco como el flamante pivot del equipo.

alida de turistas en Buquebus por reapertura de fronteras con Uruguay
Gerardo Viercovich


Tomás Peralta Mazzocchini, de 22 años, junto a su madre y hermano (Gerardo Viercovich/)

“Estaba esperando este momento. Por suerte ya podemos ir y venir. Me voy a quedar en Uruguay por lo menos un mes para jugar y luego veremos cómo sigue. Estoy muy contento”, dijo Mazzocchini.

A pocos metros de ahí, se encontraba Javier Camblang, de 54 años, que es uruguayo pero vive en la Argentina. Según cuenta, hace un año y nueve meses que no ve a su familia.

alida de turistas en Buquebus por reapertura de fronteras con Uruguay
Gerardo Viercovich


avier Camblang, de 54 años, viajaba a Uruguay para visitar a su familia (Gerardo Viercovich/)

“Yo soy de Carmelo. Iba a cruzar con unas lanchas que te llevan desde Tigre pero aún no han empezado esos servicios así que decidí ir en Buquebus. Estoy muy feliz de reencontrarme con la familia que tengo en Uruguay, aunque también tengo a buena parte de mi familia en la Argentina. Ahora voy a esperar un poco para ingresar al hall, mi barco es el de las 9 y evidentemente no va a salir en horario porque todavía hay una fila tremenda para el de las 8. Yo me voy de vacaciones, no tengo apuro, pero esto podría estar mejor organizado”, opinó Camblang.

Requisitos para ingresar a Uruguay

  1. Contar con el esquema completo de vacunación (se aceptan todas las vacunas). A los chicos de entre 6 y 17 años solo se les solicitará una prueba de PCR, mientras que los menores de seis no deberán cumplir con ninguno de los requisitos mencionados.

  2. Tener una prueba de PCR con resultado negativo realizada hasta 72 horas antes de viajar.

  3. Llenar una declaración jurada online.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.