Tras un mes de tiroteos masivos en Estados Unidos hubo un tibio avance bipartidista para impulsar el control de armas

·4  min de lectura
Armas; NRA; Houston; rifles; pistolas, revólver; mundo; Donald Trump; estados unidos; ee.uu.
Una manifestante sostiene un cartel que exige el fin de la violencia con armas - Créditos: @Kevin Dietsch

WASHINGTON.– Los senadores demócratas y republicanos del Congreso estadounidense anunciaron hoy un acuerdo bipartidista que responde a los ataques con armas de fuego del mes último, un avance que prevé restricciones moderadas sobre las armas y refuerza las acciones para mejorar la seguridad en las escuelas, así como en los programas de salud mental.

La propuesta está lejos de tomar las medidas severas que desde hace tiempo pretenden el presidente Joe Biden y muchos demócratas, pero si el acuerdo da pie a un decreto de ley, aun así supondría un vuelco en lo que respecta a años de masacres que se tradujeron en pocas acciones de parte del Congreso.

Activistas se manifiestan contra la violencia armada frente al Capitolio de Estados Unidos el 6 de junio de 2022 en Washington, DC.
Activistas se manifiestan contra la violencia armada frente al Capitolio de Estados Unidos el 6 de junio de 2022 en Washington, DC. - Créditos: @Drew Angerer


Activistas se manifiestan contra la violencia armada frente al Capitolio de Estados Unidos el 6 de junio de 2022 en Washington, DC. (Drew Angerer/)

Un grupo de 20 senadores (diez demócratas y diez republicanos) anunciaron un acuerdo marco para impulsar una ley de control sobre la tenencia de armas. El documento pactado incluye financiar la implantación de leyes de “bandera roja” a nivel estatal –que permiten a la policía o a familiares limitar el derecho a la tenencia de armas a través de un juez–, permitir la consulta de antecedentes para menores de 21 años y financiar medidas de seguridad en los colegios.

La dirigencia legislativa confía en convertir rápidamente en ley cualquier acuerdo antes de que se desvanezca el impulso político suscitado por los recientes tiroteos en Buffalo, Nueva York, y en Uvalde, Texas, que dejaron un tendal de víctimas. El acuerdo prevé que los antecedentes penales juveniles de compradores de armas menores de 21 años estén disponibles cuando se vaya a revisar su historial.

Los responsables de las matanzas de diez personas en un supermercado en Buffalo y de 19 estudiantes y dos maestras en una escuela primaria en Uvalde tenían 18 años. Muchos de los atacantes que han producido esta clase de ataques eran jóvenes.

El acuerdo prevé la entrega de recursos a los estados a fin de que se pongan en marcha leyes que permitirían poner una etiqueta de “señal de peligro” para facilitar el retiro temporal de las armas a personas que se consideren potencialmente violentas, y el refuerzo de la seguridad en las escuelas y los programas de salud mental.

El documento incluye además una propuesta de modificación del sistema de comprobación de antecedentes para evitar que se sorteen estos controles mediante la utilización de testaferros para la adquisición de armas.

El Departamento de Policía de Chattanooga investiga la escena tras un tiroteo el domingo 5 de junio de 2022, en Chattanooga, Tennessee
El Departamento de Policía de Chattanooga investiga la escena tras un tiroteo el domingo 5 de junio de 2022, en Chattanooga, Tennessee - Créditos: @Tierra Hayes


El Departamento de Policía de Chattanooga investiga la escena tras un tiroteo el domingo 5 de junio de 2022, en Chattanooga, Tennessee (Tierra Hayes/)

También prevé restricciones en casos de violencia doméstica que se incorporarían al sistema nacional de antecedentes, y nuevas sanciones para quienes compren ilegalmente o trafiquen con armas de fuego.

Hoy anunciamos una propuesta de sentido común, bipartidista, para proteger a los chicos de Estados Unidos, para que nuestros colegios sigan siendo seguros y reducir el riesgo de violencia en todo el país”, explicaron los senadores en un documento conjunto. “Las familias tienen miedo y nuestro deber es unirnos y conseguir que se haga algo que ayude a restablecer su sensación de seguridad en sus comunidades”, añadieron.

Los firmantes son los senadores demócratas Kyrsten Sinema, Chris Murphy, Richard Blumenthal, Cory Booker, Chris Coons, Martin Heinrich, Mark Kelly, Joe Manchin, Debbie Stabenow y el independiente Angus King, afín a los demócratas. Por parte de los republicanos firman John Cornyn, Thom Tillis, Roy Blunt, Richard Burr, Bill Cassidy, Susan Collins, Lindsey Graham, Rob Portman, Mitt Romney y Pat Toomey.

El texto no incluye medidas claves que defienden el presidente Joe Biden y los grupos procontrol de armas, como prohibir la venta de fusiles de asalto o elevar la edad mínima para comprar armas semiautomáticas de 18 a 21 años.

Respaldo de Biden

El primer apoyo de peso para la iniciativa ha sido el de Biden, que ya dijo que firmaría la propuesta legislativa para convertirla en ley. “Sería la legislación más importante sobre seguridad de armas aprobada por el Congreso en décadas”, ha apuntado. “Evidentemente, no hace todo lo que yo pienso que es necesario hacer, pero refleja pasos importantes en la buena dirección (...). Con el apoyo bipartidista ya no hay excusas (...). Cada día que pasa mueren más chicos en este país: cuanto antes llegue a mi mesa, antes podré firmarla y antes podremos aplicar estas medidas para salvar vidas”, ha declarado.

Para Kris Brown, presidenta de Brady, una asociación por la prevención de la violencia con armas de fuego, este acuerdo supone “un hito en los últimos 30 años”. “Es un paso histórico para prevenir la violencia con armas de fuego”, subrayó. Sin embargo, reconoce que “no es el final de nuestro camino”.

Agencias AFP y ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.