Mes de la Historia Negra: diez latinos destacados por sus aportaciones a EEUU

·8  min de lectura

En esta época del año, en la que celebramos el Mes de la Historia Negra, es importante recordar que en Estados Unidos existen también muchos latinos con raíces africanas que han contribuido de manera notable al progreso y desarrollo de este país en diversas esferas.

Esta población no ha recibido el reconocimiento que merece debido a varios factores, entre ellos el hecho de que hay pocas estadísticas y estudios sobre el tema. Por años, a la población negra se le ha discriminado en Latinoamérica al grado de borrarla de su historia.

A pesar de esta negación, hoy sabemos que un 25 por ciento de los latinos que viven en Estados Unidos se identifica a sí mismo como afrolatino o afrodescendiente, según una encuesta realizada por el Centro de Investigación Pew en 2016.

Dentro de este grupo hay miles de personas que han contribuido con su talento, su esfuerzo y conocimientos al avance de la Unión Americana en áreas que van desde la música a la literatura, los deportes y el activismo. Aquí presentamos una breve lista de algunas de las figuras más reconocidas:

Celia Cruz

La extraordinaria cantante nacida en Cuba, y cuyo verdadero nombre era Úrsula Hilaria Celia de la Caridad Cruz Alfonso, dejó una profunda huella en el mundo musical de Estados Unidos y de todos los países que tuvieron la fortuna de escucharla. Nacida en 1924, Celia empezó su carrera artística en cabarets de La Habana y ganó fama internacional cuando se hizo vocalista de la Sonora Matancera, allá por 1950. La llegada de Fidel Castro al poder la obligó a dejar la isla y a refugiarse en Estados Unidos, donde formó parte de la agrupación Fania All Stars. Después de una larga y fructífera carrera, falleció en 2003 en Nueva Jersey.

Dámaso Pérez Prado

Creador del contagioso ritmo conocido como el mambo, Dámaso Pérez Prado puso a bailar a legiones de aficionados a la música caribeña en todo el mundo. Originario de Matanzas, Cuba, este destacado músico tuvo la genialidad de agregar instrumentos afrocubanos, timbales y elementos del jazz al popular género del danzón. El éxito fue inmediato. En 1955, el “rey del mambo” fue el primer artista latino en llegar al número uno del Billboard Chart en Estados Unidos con ‘Cherry Pink’ y ‘Apple Blossom White’. Pérez Prado, quien nació en 1916, murió en México en 1989.

Soledad O’Brien

Considerada por varias organizaciones como una de las mejores periodistas de Estados Unidos, Soledad O’ Brien es hija de una cubana y de un australiano. Su brillante trabajo en los medios la ha hecho acreedora a múltiples premios, entre ellos varios Emmy. Entre sus coberturas más destacadas se encuentra la que hizo sobre el tsunami que azotó el sudeste de Asia en 2004 y el huracán Katrina en 2005. Por muchos años fue presentadora de CNN. También ha sido corresponsal de Al Jazeera America y de HBO. Desde 2016 es presentadora del programa ‘Matter of Fact Listening Tour’ en el que aborda problemas sociales. Soledad nació en 2016 en Nueva York y es también presidenta de Starfish Media Group, una compañía de producción y distribución que fundó en 2013 para impulsar el empoderamiento de las mujeres.

Felix “Tito” Trinidad

Nacido en 1973 en Puerto Rico, Felix “Tito” Trinidad, comenzó a hacer historia en el boxeo a los 12 años, cuando ganó cinco campeonatos de aficionados. El carismático puertorriqueño empezó a boxear de manera profesional en 1990 y, gracias a su increíble habilidad para este deporte pronto se hizo campeón de la Federación Internacional y de la Asociación Mundial de Boxeo. Una de las peleas por las que más se le recuerda es la que le ganó al mexicoamericano Oscar de la Hoya en 1999, lo que lo convirtió en campeón del Consejo Mundial de Boxeo. Al evento, que se llevó a cabo en Las Vegas, Nevada, se le llamó “la pelea del milenio”. Trinidad terminó su carrera en este rudo deporte con un récord impresionante: 42 triunfos, 3 derrotas y 35 victorias por nocaut.

Martina Arroyo

De padre puertorriqueño y madre afroamericana, Martina Arroyo nació en Harlem en 1937. Es una de las primeras cantantes negras que incursionó en el elitista mundo de la ópera. Debutó en 1958 en el prestigioso Carnegie Hall y llegó a presentarse en escenarios de fama internacional como La Scala de Milán y la Ópera Estatal de Viena. Su poderosa voz de soprano le permitió interpretar los principales papeles de grandes compositores de la música clásica como Verdi, Mozart y Puccini. Con el fin de apoyar a las nuevas generaciones de cantantes de ópera, creó en 2003 la Martina Arroyo Foundation.

Pelé

Considerado como uno de los más grandes jugadores de fútbol de todos los tiempos, el verdadero nombre del “rey Pelé’ es Edson Arantes do Nascimento. Nació en Brasil el 23 de octubre de 1940 en un hogar humilde, lo que lo obligó a trabajar como limpiabotas. Sin embargo, su extraordinaria capacidad para jugar fútbol se impuso y en 1956, cuando solo tenía 15 años, logró ingresar a uno de los principales clubes brasileños de ese deporte: el Santos de Sao Paulo. A los 17 años ya era parte de la selección brasileña, una de las mejores del orbe, con la que ganó el campeonato mundial en Suecia, en 1958. A lo largo de su carrera logró meter más de mil goles, gracias a su extraordinario dominio del balón y a sus atinados disparos hacia la meta. En Estados Unidos ayudó a difundir el gusto por el fútbol pues jugó en el Cosmos de Nueva York durante dos años, entre 1975 y 1977, cuando decidió retirarse del deporte.

Roberto Clemente

El nombre de este jugador ha quedado inscrito para siempre en la historia del deporte porque es el primer latino que ingresó al Salón de la Fama del Béisbol de Estados Unidos. Roberto Clemente nació en 1934 en Puerto Rico. Su pasión por el béisbol le abrió las puertas del equipo los Cangrejos de Santurce,de la liga local, cuando era todavía un adolescente y acababa de terminar la secundaria. Su talento no pasó desapercibido por los agentes en busca de buenos jugadores para las grandes ligas en Estados Unidos. En 1954 firmó un contrato con los Piratas de Pittsburgh, donde hizo una extraordinaria carrera. Una de las razones por las que se encuentra en el Salón de la Fama es porque fue el primer jugador latino que logró conectar 3.000 hits. Por desgracia, tuvo una corta vida. Murió a los 38 años a causa de un accidente de aviación.

Zoe Saldaña

Famosa por sus papeles en grandes producciones de Hollywood, la actriz Zoe Saldaña es hija de un dominicano y una puertorriqueña. Nació en 1978 en Nueva Jersey y pasó los primeros años de su infancia en Queens. Cuando apenas tenía 9 años, la tragedia tocó las puertas de su hogar. Su padre falleció y tuvo que mudarse con sus hermanas a la República Dominicana. Fue aquí donde empezó a estudiar danza. A los 17 años decidió regresar a Estados Unidos y probar fortuna en el mundo de la actuación. Empezó por desempeñar papeles pequeños en obras de teatro de Nueva York, hasta consolidarse como una actriz reconocida. En 2000 vio los frutos de su esfuerzo al debutar en el cine con la película ‘Center Stage’. A partir de entonces, su carrera ha ido en continuo ascenso. Entre las producciones en las que ha participado se encuentran ‘Piratas del Caribe’, ‘Crossroads’, ‘Star Trek’ y ‘Avengers: Endgame’.

Paulo Lins

El célebre escritor brasileño Paulo Lins nació el 11 de enero de 1958 en Río de Janeiro. Pasó sus primeros años en una favela ubicada en la región noreste de Brasil, lo que le permitió observar de primera mano las desigualdades y el profundo racismo que existe en la sociedad brasileña. Su dominio del idioma y su gusto por la literatura lo llevaron a escribir poemas y a contribuir a la literatura local. Gracias a ello pudo escapar no solo de la pobreza sino de la violencia que caracteriza a los barrios marginados de Brasil. En 1986 publicó su primer libro llamado Sobre o sol. En 1995 se hizo acreedor a la beca Vitae de Literatura lo que le permitió escribir su obra maestra: Ciudad de Dios. Se trata de una novela que retrata la difícil vida de los niños y jóvenes que habitan las favelas en medio de traficantes de drogas y asesinos. La obra tuvo tanto éxito que, en 2002, el director Fernando Meirelles filmó una película basada en esta novela. El filme tuvo también un rotundo éxito. Recibió una nominación al premio Globo de Oro y cuatro nominaciones al Oscar.

Arturo Alfonso Shomburg

Aunque mucha gente no reconoce el nombre de este activista, académico e historiador, su trabajo ha sido fundamental para dar a conocer las aportaciones de la comunidad negra en Estados Unidos. Arturo Alfonso Shomburg nació en Puerto Rico en 1874 y a los 17 años se fue a vivir a Nueva York. En la Gran Manzana empezó la titánica tarea de investigar y difundir los logros de la comunidad negra en Estados Unidos, un tema del que casi nadie hablaba. Con ese propósito visitó numerosas librerías, donde empezó a comprar folletos, libros, documentos históricos, discursos, obras de arte, grabados y periódicos. Su trabajo como coleccionista de todo este material le permitió sentar las bases de lo que es ahora el Schomburg Center for Research in Black Culture en la Biblioteca Pública de Nueva York. En 1925 publicó su ensayo más conocido, The Negro Digs Up His Past (El negro desentierra su pasado). Schomburg falleció en 1938 a la edad de 68 años en Brooklyn.