Merrick Garland promete perseguir a los supremacistas blancos como fiscal general antes de la audiencia de confirmación

Graeme Massie
·2  min de lectura
<p>El juez federal Merrick Garland (izq.) Pronuncia sus comentarios después de ser nominado para el cargo de fiscal general de los Estados Unidos por el presidente electo Joe Biden (der.) En el teatro Queen el 7 de enero de 2021 en Wilmington, Delaware. Garland, quien se desempeña como juez de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia, fue nominado a la Corte Suprema por el presidente Barack Obama en 2016, pero los republicanos del Senado le negaron una audiencia o voto de confirmación. </p> (Foto de Chip Somodevilla / Getty Images)

El juez federal Merrick Garland (izq.) Pronuncia sus comentarios después de ser nominado para el cargo de fiscal general de los Estados Unidos por el presidente electo Joe Biden (der.) En el teatro Queen el 7 de enero de 2021 en Wilmington, Delaware. Garland, quien se desempeña como juez de la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el Circuito del Distrito de Columbia, fue nominado a la Corte Suprema por el presidente Barack Obama en 2016, pero los republicanos del Senado le negaron una audiencia o voto de confirmación.

(Foto de Chip Somodevilla / Getty Images)

El candidato a fiscal general de Joe Biden, Merrick Garland, ha prometido perseguir a los "supremacistas blancos y otros" que atacaron el Capitolio de Estados Unidos.

Garland hizo la promesa en su declaración de apertura al comité judicial del Senado, que se publicó antes de su audiencia de confirmación el lunes.

"Si se confirma, supervisaré el enjuiciamiento de los supremacistas blancos y otros que irrumpieron en el Capitolio el 6 de enero, un ataque atroz que buscaba interrumpir una piedra angular de nuestra democracia: la transferencia pacífica del poder a un gobierno recién elegido", dijo Garland en la declaración.

Cinco personas, incluido un oficial de policía del Capitolio de los Estados Unidos, murieron en el ataque del 6 de enero en el que los partidarios de Donald Trump intentaron evitar la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.

El ataque se produjo después de que Trump realizara un mitin en Washington DC en el que instó a sus partidarios a "luchar como el infierno" antes de dirigirlos al Capitolio.

Más de 250 personas han sido arrestadas y acusadas a raíz de la violencia, que llevó a que Trump fuera acusado por segunda vez histórica y absuelto en su juicio en el Senado.

En su declaración, Garland se refirió a su papel en la conducción de la persecución del atentado con bomba en la ciudad de Oklahoma, en el que supremacistas blancos mataron a 168 personas, incluidos 19 niños.

“Es un momento apropiado para reafirmar que el papel del fiscal general es servir al estado de derecho y garantizar la igualdad de justicia ante la ley”, agregó el Garland.

También afirmó que permanecería independiente de la Casa Blanca y "regularía estrictamente la comunicación" con Biden mientras trabajaba como "abogado... para el pueblo de Estados Unidos".

Trump fue ampliamente criticado por politizar al Departamento de Justicia y acumular presión partidista tanto sobre Jeff Sessions como sobre Bill Barr.

En su testimonio, Garland también reconoció el impacto que el sistema legal ha tenido en las comunidades minoritarias en los Estados Unidos.

“Las comunidades de color y otras minorías aún enfrentan discriminación en la vivienda, la educación, el empleo y el sistema de justicia penal y soportan la peor parte del daño causado por la pandemia, la contaminación y el cambio climático”, agregó.

Se espera que Garland, de 68 años, sea confirmado tras la audiencia.

El senador Mitch McConnell le negó infamemente una audiencia en 2016 después de que Barack Obama lo nominara para un escaño en la Corte Suprema.

Relacionados

Supremacistas blancos conspiraron para atacar la red eléctrica de EE. UU. si Trump perdía la reelección

Republicanos marcan su distancia de los comentarios de Trump sobre los supremacistas blancos

Nueve miembros de la milicia Oath Keepers acusados de conspiración por ataque al Capitolio