Merle Uribe tiene miedo de vacunarse contra el Covid-19

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 17 (EL UNIVERSAL).- Merle Uribe estaba convencida de que aplicarse la vacuna contra el Covid-19 era la mejor decisión frente a la pandemia cuando una noticia en internet la inquietó al respecto.

La actriz de cine mexicano vio un video acerca del caso de una doctora en Nuevo León que sufrió complicaciones tras aplicarse la vacuna de Pfizer; según explicaban en el informe, esto sucedió debido a que la doctora presentaba alergias a ciertos medicamentos, lo que remitió a Merle Uribe a una duda acerca de su condición.

"Todo el mundo sabe que yo tuve un virus en la cara, entonces estaba pensando si esto lo puede activar o si tenga alguna reacción. Sí me quería vacunar, pero ahorita me hizo pensar que tengo que checar eso, porque si a las personas con alergia les están pasando cosas, que están hospitalizadas, pues sí me dio un poco de miedo por lo que yo tuve", contó Uribe en entrevista con EL UNIVERSAL.

Con anterioridad Merle ya había intentado registrase para recibir la primera dosis, pero no pudo acceder a la página de registro del Gobierno de México, escuchó que si acudía a un centro de salud con su identificación oficial podrían atenderla, pero ahora prefiere esperar a que previamente un médico la asesore.

"Necesito preguntar y ver a un doctor, pero yo les hablé antes a mis amigos médicos de la Ciudad de México y los dos me dijeron que me vacunara, uno de ellos me decía: 'Merle, vacúnate, porque no sabes qué muerte tan terrible yo he visto aquí de cerca en el hospital, vacúnate, por favor', pero ahora sí le voy a volver a llamar y comentar de este miedo".

Desde su casa en la playa se ha mantenido a salvo y sana, ya no tiene problemas con aquella bacteria que le atacó el rostro y asegura que siempre ha llevado una vida saludable y tranquila, incluso el confinamiento no fue un problema para ella, quien ya tenía tiempo viviendo sola y lejos de sus allegados.

A sus 65 años, cuenta que normalmente sale a nadar todos los días y aunque a veces extraña la compañía ya está muy acostumbrada.

"Soy una persona que está sana, no tengo diabetes, hago ejercicio, nado aquí, no sufro ya de nada, pero ahorita sí me quedé así con lo de las alergias, porque aunque lo mío no fue una alergia, si fue un virus, eso es lo que me está haciendo pensarlo un poco, más porque yo soy de las personas que ya me debería de vacunar".