Merkel y Scholz garantizan una transición armónica también contra la covid

·2  min de lectura

Roma/Berlín, 31 oct (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, y su probable sucesor, el socialdemócrata Olaf Scholz, garantizaron hoy una actuación conjunta en la transición en el poder, especialmente en la lucha contra la covid y ante el alarmante repunte de contagios.

"Tenemos responsabilidades distintas. Por un lado, desde un gobierno que actúa en funciones; por el otro, mientras el señor Scholz está trabajando en la formación del nuevo gobierno. Pero nos une la voluntad de impedir la saturación de la sanidad pública", afirmó Merkel.

"Actuamos cohesionados", apuntó por su parte Scholz en la conferencia de prensa conjunta al término de la cumbre del G20 en Roma, previsiblemente la última de Merkel como canciller.

Scholz acudía a la reunión en su calidad de ministro de Finanzas y vicecanciller del gobierno saliente, pero participó además en las reuniones bilaterales de Merkel con otros líderes.

"Muy probablemente el señor Scholz será el futuro canciller de la República Federal de Alemania", reconoció la canciller, en alusión a las negociaciones de coalición entre el Partido Socialdemócrata (SPD) de Scholz, los Verdes y los Liberales.

El aumento de casos de la covid debe afrontarse desde la debida línea de "continuidad" en la actuación marcada por el gobierno saliente, añadió por su parte Scholz.

El ministro de Sanidad saliente, Jens Spahn, ha admitido que el ritmo actual de vacunaciones en Alemania es insuficiente y reclamado la convocatoria de una cumbre entre el Ejecutivo federal y los "Länder".

El próximo 24 de noviembre se derogará la ley de emergencia dictada el año pasado por la que el gobierno federal asumía competencias extraordinarias. A partir de entonces, las medidas a adoptar quedan de nuevo bajo la competencia de los poderes regionales.

Tanto desde el ejecutivo saliente de Merkel como desde los partidos que negocian la siguiente coalición se ha descartado un nuevo cierre de la vida pública, aunque no restricciones a escala regional o local.

La tasa de vacunación en Alemania se ha estancado o solo sube milimétricamente. Un 66,7 % de los ciudadanos tiene la pauta completa, pero no se logra aumentar ese porcentaje o motivar a vacunarse a quienes aún no lo hicieron.

La incidencia semanal de contagios por 100.000 habitantes se sitúa ahora en 149,4 casos, mientras que hace una semana estaba en 106,3 casos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.