Merkel dice estar muy preocupada por la situación de la pandemia en Berlín

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: La canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa en Berlín
FOTO DE ARCHIVO: La canciller alemana, Angela Merkel, en una rueda de prensa en Berlín

BERLÍN, 17 nov (Reuters) - La situación del coronavirus en Alemania sigue siendo muy grave, aunque las cifras de infección ya no aumentan tan rápidamente, dijo el martes la canciller Angela Merkel, después de que los líderes federales y estatales aplazaran hasta el 25 de noviembre la decisión sobre aplicar nuevas medidas de confinamiento.

Merkel dijo que hubiera preferido acordar las nuevas medidas en la reunión del lunes, añadiendo que estaba muy preocupada por la propagación descontrolada del coronavirus en algunos lugares, incluyendo la capital del país, Berlín.

"Las cifras de infección ya no crecen exponencialmente, pero siguen siendo demasiado altas. Así que tenemos que reducir los contactos, reducir los contactos, reducir los contactos", insistió Merkel en un evento de negocios organizado por el diario Sueddeutsche Zeitung.

El número de casos confirmados de coronavirus aumentó en 14.419 en un día, según los datos publicados el martes por el Instituto Robert Koch (RKI) para enfermedades infecciosas, mientras que el número de muertes aumentó en 267.

Merkel señaló que entre el 30 y el 40% de la población alemana es vulnerable, incluyendo ancianos y personas con problemas de salud.

"Controlar la pandemia es también la mejor solución para la economía", dijo.

Alemania impuso el 2 de noviembre un mes de confinamiento para intentar frenar la segunda ola de la epidemia, que está azotando gran parte de Europa. Los bares y restaurantes están cerrados, pero las escuelas y las tiendas siguen abiertas.

Merkel ha propuesto medidas adicionales, incluyendo la obligatoriedad de llevar mascarillas en las escuelas y la reducción del número de alumnos por clase, y ha instado a los ciudadanos a limitar los contactos sociales.

La canciller reiteró que la incidencia a siete días del virus debe caer por debajo de 50 casos por cada 100.000 habitantes antes de que se pueda contemplar una reapertura seria. Alemania tiene actualmente 141 casos por cada 100.000 residentes, según las últimas cifras del RKI.

(Información de Emma Thomasson; editado por Michelle Adair y Maria Sheahan; traducción de Jorge Martínez)