Merkel mantiene objetivo de ofrecer vacuna a todos ciudadanos para septiembre

Berlín, 1 feb (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, mantuvo hoy el compromiso de ofrecer la vacuna contra la covid-19 a todos los ciudadanos del país para final del verano -o sea, finales de septiembre- pese a los retrasos en el inicio de la campaña de vacunación.

"Todos entendemos la urgencia de la vacunación para ver el final de la pandemia", indicó la líder alemana, tras su reunión con los líderes regionales, representantes de las farmacéuticas del país implicadas en la vacuna y también de la Comisión Europea (CE).

También se entiende, añadió, que no es fácil hacer "pronósticos claros" sobre esas entregas, para insistir a continuación en que, de acuerdo a los planes actuales, se podrá haber ofrecido la posibilidad de vacunarse a todos los adultos -es decir, unos 73 millones de habitantes- para la fecha marcada.

Los planes del gobierno de Merkel contemplan haber suministrado unos 18 millones de dosis para el primer trimestre, seguir hasta lograr los 77 millones en el segundo y subir hasta los 125 en el tercero.

Para ello, se cuenta básicamente con las tres vacunas hasta ahora aprobadas por las autoridades europeas -la alemano-estadonuidense BioNTech-Pfizer, la estadounidense Moderna y anglo-sueca AstraZeneca- y se espera poder extender esa oferta con las de Johnson & Johnson -que solo precisa una dosis- y la de la alemana Curevac-.

La reunión de la canciller y los líderes regionales, más las farmacéuticas, estaba marcada por el relativo optimismo despertado por los anuncios tanto de AstraZeneca como por BioNTech y Curevac, que apunta a un alivio a medio plazo en los problemas de suministros.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, había indicado antes del inicio de la reunión que no cabía esperar de ésta un aumento de la producción con efectos inmediatos y pidió "paciencia", tanto a ciudadanos como a autoridades regionales y personal sanitario.

De la cita en Cancillería no van a surgir "cajas extras" con miles de dosis, explicó Spahn. Desde los poderes regionales se ha presionado estos días sobre el Gobierno de Merkel para que se establezca un calendario vinculante de entregas, cuestión para la que la canciller expresó su "comprensión".

La campaña de vacunación no está discurriendo en Alemania de forma homogénea. Mientras en Berlín, Múnich o Hamburgo funcionan ya centros de vacunación desde hace semanas -aunque tampoco al ritmo previsto-, en Renania del Norte-Westfalia -el "Land" más poblado del país- se retrasó su apertura en algunos distritos a este lunes.

Hasta ahora se ha administrado la primera dosis de la vacuna a unos 2,1 millones de habitantes y la segunda a medio millón más. Ello supone un 2,3 % de la población, porcentaje que no es igual en todo el territorio: en algunos "Länder" se superó el 3 %, mientras que en Baja Sajonia y el mencionado de Renania del Norte-Westfalia se está en el 2,3 %.

(c) Agencia EFE