Merkel, Macron y Conte aprobados por su gestión ante la pandemia

Bruselas, 30 Abr (Notimex).- La canciller federal alemana, Angela Merkel, encabeza a los cuatro gobernantes de otros países de la Unión Europea (UE) mejor calificados por su gestión ante la pandemia de COVID-19, señalaron sus propios ciudadanos de acuerdo a sondeos de opinión.

La franqueza de la jefa del gobierno alemán fue reconocida por sus conciudadanos, pues al principio de la crisis sanitaria les dijo que de "un 60 a un 70 por ciento" sufrirían por la infección.

Tras reunirse con un médico, que luego se conoció había adquirido el contagio, se recluyó de manera voluntaria y luego reapareció comprando algunas botellas de vino en el supermercado, al cual ha acudido desde antes de llegar a la jefatura del gobierno alemán.

Ya en marzo la firma de encuestas Forschungsgruppe Wahlen le daba una valoración positiva del 79 por ciento, y este mes la cadena ZDF elevó esa cifra al 83 por ciento.

El presidente francés Emmanuel Macron logró en un mes aumentar en 22 puntos su imagen, la cual fortaleció tras las protestas realizadas por los "chalecos amarillos" y luego de las huelgas generales en rechazo a su propuesta para cambiar el sistema de pensiones.

A la llegada del patógeno su índice de aprobación era del 29 por ciento, pero ahora la encuestadora Harris lo ubicó con 51 puntos, el mejor apoyo desde que llegó a la presidencia.

Los franceses aprobaron así su advertencia inicial de que el país "estaba en guerra", para luego pasar a un discursos de unidad, solidaridad y resistencia, señaló el sitio informativo Aquí Europa.

En Italia, el primer ministro Giusepe Conte también es valorado pese a la dura situación que ha enfrentado el país por el coronavirus 2019nCov.

A la mitad de la crisis, la medición de su popularidad estaba en 71 por ciento, en buena parte por las medidas drásticas que tomó y que otros países europeos adoptaron.

La posición ante la crisis también le valió al primer ministo de Países Bajos, Mark Rutte, el ascenso de su imagen, que era de entre 25 a 45 puntos al inicio de la emergencia y luego llegó al 68 por ciento.

Empero, acota Aquí Europa, fuera de su país y sobre todo en el sur continental no es bien visto porque rechaza aportar fondos para que se sortee la crisis que dejará la pandemia, en particular los que piden Italia y España.

En contraste, Pedro Sánchez, presidente del gobierno español, perdió poco más de casi 13 puntos en su aceptación, pues terminó marzo con 44 puntos pero concluye abril con 30.3.

-Fin de nota-

 

NTX/I/JEH/ECA