Merkel lanza un dardo a Scholz ante una posible alianza con La Izquierda

·2  min de lectura

Berlín, 31 ago (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, declaró hoy que la gran diferencia entre ella y el candidato socialdemócrata a la Cancillería, Olaf Scholz, es que un gobierno conservador con el partido La Izquierda jamás tendría cabida.

"Conmigo como canciller jamás habría una coalición en la que participara La Izquierda. Si esto lo comparte o no Olaf Scholz, queda en el aire. Y en ese sentido sencillamente existe ahí una diferencia inmensa para el futuro de Alemania entre él y yo", afirmó Merkel en una rueda de prensa con su homólogo austriaco, Sebastian Kurz.

Subrayó asimismo que "de cara al futuro, y precisamente en estos tiempos, declaraciones muy claras sobre la continuidad de labores gubernamentales, no importa en qué constelación, se convierten en necesarias".

En el primer "duelo a tres" televisado antes de las generales del 26 de septiembre que supondrán el final de la "era Merkel", el candidato del bloque conservador, Armin Laschet, exigió a sus rivales -Scholz y la aspirante de los verdes, Annalena Baerbock- claridad sobre un posible pacto con La Izquierda.

Scholz evitó descartar explícitamente una alianza con La Izquierda y se limitó a nombrar los principios "irrenunciables" e "innegociables" para cualquier coalición como el claro compromiso con la OTAN y con una UE "fuerte y soberana", con una gestión "sólida" del dinero y la necesidad de crecimiento económico, así como con las seguridad interna.

Laschet le acusó de no estar hablando en serio al creer que La Izquierda -aglutinadora de poscomunistas y disidentes socialdemócratas- pueda compartir estos principios.

Por otra parte, Merkel dijo alegrarse de que Scholz, vicecanciller y ministro de Finanzas, reconozca los logros de la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas.

Que desde el Partido Socialdemócrata se hable "de forma positiva" es "bueno", ya que "en el pasado no siempre fue así", comentó.

Preguntado sobre lo que quedará de la "era Merkel", Kurz, por su parte, afirmó que con la marcha de la canciller, el Consejo Europeo pierde a "una jefa de gobierno que concibió y marcó la Unión Europea como ninguna otra", al tiempo que le agradeció los "ernomes logros" para la UE.

Subrayó que lo que él siempre más ha valorado es "la impresionante y amplia experiencia que aportó Merkel en todas las discusión y debates a nivel europeo" y se mostró convencido de que será algo que echarán en falta todos los jefes de Gobierno en el Consejo Europeo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.