Mercosur exhorta a Venezuela a garantizar la separación de poderes

Los cancilleres del Mercosur Susana Malcorra de Argentina (2D), Aloysio Nunes de Brasil (2I), Eladio Loizaga de Paraguay (I) y Rodolfo Nin Novoa de Uruguay (D) durante la rueda de prensa sobre la crisis en Venezuela en Buenos Aires, el 1 de abril de 2017 (AFP | Eitan Abramovich)

Los países del Mercosur exhortaron a Venezuela a garantizar la separación de poderes y a respetar el cronograma electoral previsto, y expresaron su anhelo de llegar a "una solución positiva y democrática" en el país caribeño, en una declaración emitida el sábado en Buenos Aires.

Los cancilleres de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay emitieron el documento "teniendo en cuenta la ruptura del orden democrático en la República Bolivariana de Venezuela", país al que reclamaron tomar medidas "concretas y concertadas con la oposición para asegurar la efectiva división de poderes".

Los cancilleres del bloque instaron además al gobierno de Nicolás Maduro a "respetar el cronograma electoral", "garantizar el pleno goce de los derechos humanos, las garantías individuales", y a "liberar a los presos políticos".

Con este llamado a consulta, se "lanza un proceso que podría derivar en la expulsión (de Venezuela), pero se busca un instrumento facilitador de una solución positiva", explicó el canciller brasileño, Aloysio Nunes.

Malcorra leyó la declaración en una rueda de prensa en la Cancillería argentina, junto a sus colegas Eladio Loizaga (Paraguay), Rodolfo Nin Novoa (Uruguay) y Aloysio Nunes (Brasil).

Argentina, que ejerce la presidencia temporaria del Mercosur, convocó el viernes de urgencia a los cancilleres del bloque para analizar la "grave situación institucional" del país caribeño.

"Estamos abogando a que se cumpla el cronograma electoral, para las elecciones a gobernadores, que fueron postergadas (en 2016), a autoridades comunales previstas para 2017 y a las presidenciales de 2018", agregó la ministra argentina.

"Claramente vemos que ha habido una intromisión sistemática del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre la Asamblea Nacional, la cuestión del desacato ha sido usada sistemáticamente a lo largo del tiempo (...) eso muestra que la separación de los poderes, que es esencia del orden democrático, no se cumple", dijo la canciller de Argentina, Susana Malcorra.

-Solución positiva-

"Es cierto que (que el gobierno venezolano) ha decidido volver atrás algunas decisiones que se tomaron pero también es cierto que se ha mantenido lo que tiene que ver con el desacato. La separación de los poderes no está funcionando", insistió Malcorra.

De su lado, el canciller brasileño destacó que los países miembro del Mercosur pretenden "acompañar con la esperanza de que podamos dar una solución positiva y democrática a la crisis de Venezuela, una solución que es esa -concuerdo con (la presidenta de Chile, Michelle) Bachelet- la piedra de toque son las elecciones".

El máximo tribunal venezolano dio marcha atrás este sábado a dos sentencias con las cuales se adjudicó las facultades del Parlamento dominado por la oposición y que además conferían amplios al presidente Maduro.

La oposición consideró que esas medidas no resuelven lo que calificaron como un golpe de Estado.

En nombre de sus colegas, la ministra argentina destacó que "es fundamental que los instrumentos democráticos se activen en tiempo y forma" en Venezuela para que "el pueblo decida quienes serán los que manejen su destino".

Malcorra aclaró que la aplicación de la Cláusula Democrática en el Mercosur, así como de la Carta Democrática en la OEA "no implican la expulsión del Estado involucrado".

La aplicación de esos instrumentos "implican el seguimiento de cerca, un acompañamiento, la búsqueda de soluciones, un diálogo, una contribución, una ayuda para asegurar que los principios democráticos siguen totalmente vigentes", sostuvo.

Mientras se desarrollaba el encuentro en un hotel de Buenos Aires, en las puertas de la Cancillería, hubo manifestaciones a favor y en contra del gobierno de Nicolás Maduro.

Medio centenar de activistas de izquierda de Argentina hicieron un acto bajo la consigna "Venezuela es Mercosur, No al golpe", pero del otro lado, ciudadanos venezolanos residentes en Buenos Aires se expresaban contra el régimen chavista, aunque se mantuvieron alejados para evitar enfrentamientos.