A Mercedes podría salirle mal su sobreactuación para quejarse del ‘porpoising’

·3  min de lectura
Lewis Hamilton rodando con su Mercedes en el Gran Premio de Azerbaiyán, donde tuvo graves problemas con el porpoising. (Foto: Ozan Kose / AFP / Getty Images).
Lewis Hamilton rodando con su Mercedes en el Gran Premio de Azerbaiyán, donde tuvo graves problemas con el porpoising. (Foto: Ozan Kose / AFP / Getty Images).

El porposing trae de cabeza a buena parte de la parrilla de la Fórmula 1 esta temporada y por fin la FIA ha decidido tomar cartas en el asunto y exigirá a los equipos que realicen los ajustes necesarios para reducir o eliminar este fenómeno. Algunos han entendido esta decisión como una claudicación del organismo que preside Mohammed Ben Sulayem ante las exigencias de Mercedes, la escudería más castigada por el rebote y que insistió con mayor vehemencia pidiendo un cambio de reglamentación.

Las imágenes sin apenas poder andar tras el Gran Premio de Azerbaiyán de Lewis Hamilton fueron muy comentadas, así como sus quejas por el porpoising después e incluso durante la carrera. Su jefe Toto Wolff también ha pedido en repetidas ocasiones que se tomaran medidas para eliminar el fenómeno. Muchos acusaron a la escudería alemana de sobreactuar e incluso Christian Horner aseguró que el piloto británico había exagerado el dolor. Sea como fuera, lo cierto es que han conseguido que se les escuche.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Lo que no está tan claro es que Mercedes sea la gran beneficiada de la decisión de la FIA. De hecho, su sobreactuación podría volvérsele en contra y quizás hayan conseguido que sus principales rivales en la Fórmula 1 obtengan una ventaja extra.

Para eliminar el porpoising, la escudería alemana tendrá que subir la altura de su coche para evitar que roce contra la pista y esto reducirá su carga aerodinámica y, por tanto, su velocidad. El Mercedes rueda bajo porque era la única forma que encontraron para que fuera rápido y eso es precisamente lo que provoca el rebote. En caso de subirlo, será más lento y quedará aún más lejos de los más fuertes este 2022, Red Bull y Ferrari.

Por tanto, los más beneficiados por la decisión de la FIA podrían ser los equipos cuyos vehículos sufren menos con el temido porpoising. Uno de ellos es justamente Red Bull, que ya lidera cómodamente tanto el campeonato de constructores como el de pilotos con el actual campeón del mundo, Max Verstappen. A partir de ahora, podrían contar con más ventaja.

El narrador de las carreras de F1, Antonio Lobato, lo explicaba en un hilo de Twitter.

De todos modos, habrá que esperar para ver las medidas exactas que exige la FIA, que aún no han sido determinadas. A partir del Gran Premio de Canadá el máximo organismo del automovilismo analizará la telemetría de los pilotos y el impacto del porpoising para, a partir de ahí. tomar una decisión. Entonces sabremos si las quejas de Mercedes han servido para algo o se les vuelven en contra.

VÍDEO | Sebastian Vettel ofrece una lección de lo que debería ser un deportista en la derrota

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.