A merced del crimen, claman por seguridad en Nochixtlán

·4  min de lectura

NOCHIXTLÁN, Oax., mayo 1 (EL UNIVERSAL).- Con una población de más de 20 mil habitantes, robos a la orden del día y con sólo 20 policías municipales al servicio de los ciudadanos, transcurre la cotidianidad en Nochixtlán; el lugar en donde fue secuestrada la activista Claudia Uruchurtu.

"Las cosas empeoraron a partir de cuándo secuestraron a la activista. Hace un año, comenzamos a sufrir los ciudadanos y comerciantes, pensamos que cualquier día vendrán por nosotros. La mayoría vive con ese temor de a ver a quién le toca", señala a EL UNIVERSAL una comerciante que omite su nombre por seguridad.

El 26 de marzo pasado se cumplió un año de la desaparición forzada de Claudia Uruchurtu, quien, según el expediente de investigación, fue vista por última vez en inmediaciones del palacio municipal de Asunción Nochixtlán.

Tras participar en una manifestación, testigos vieron cómo fue subida por la fuerza a un vehículo. Desde esa fecha, ciudadanos señalan que la inseguridad ha empeorado entre robos, asaltos y llamadas de extorsión.

En esto coincide un conductor de transporte público, quien expone que semanas atrás un mototaxi fue robado en plena luz del día, mientras el gremio estaba en asamblea.

Entrevistado al respecto, el presidente municipal, Alfredo López Santiago, admite que los 20 policías no son suficientes para cubrir el municipio: "Somos conscientes de que, como gobierno municipal, no lo vamos a solucionar sólo nosotros; por eso debe ser un trabajo en conjunto con la ciudadanía".

El edil afirma que Nochixtlán está en una situación compleja, debido a las condiciones en que su antecesora, la morenista Lizbeth Victoria Huerta, dejó a la administración.

"Nos hemos dado cuenta que casi son cinco robos diarios. Por esta situación, en la avenida de Juventud y la Primera de Porfirio Díaz, los vecinos nos organizamos con reuniones y lonas, para defender nuestros bienes, porque no es justo que nosotros estemos trabajando y que los ladrones nomás así entren a robarnos", denuncia un vecino.

"Tal pareciera que el primero de enero se desataron todos los delincuentes; empezaron a alzarse los robos. Pareciera un plan con maña, a como están las cosas. La verdad que sí estuvo muy raro", expresa por su parte el munícipe.

Alfredo Santiago explica que tuvo que estructurar un nuevo cuerpo de la policía municipal porque varios elementos fueron señalados de tener vínculos con la delincuencia.

"La gente ya los señalaba directamente, ya conocían a los policías. Ahora ya hay un poco más de disciplina, pero seguimos trabajando", apunta.

Desde hace cuatro años y medio, los cuerpos de seguridad del estado y de la Federación no pueden ejercer sus responsabilidades en Nochixtlán, debido a las recomendaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigidas a instancias estatales y federales por los hechos ocurridos el 19 de junio de 2016, cuando elementos policiales dispararon contra la población y murieron siete personas.

Por ello, Alfredo López solicita el apoyo de las corporaciones de seguridad, para disminuir la delincuencia y garantizar la seguridad de los pobladores.

"En el tema de seguridad no se cuenta con la presencia de la policía federal, ni la estatal. Por las medidas cautelares no se les permite realizar su trabajo como debe ser. Llevamos como cinco años que Nochixtlán está expuesta. Queremos que ahora sí, ya vengan a hacer su trabajo".

El 17 de octubre de 2017, en la recomendación 7VG/2017, la CNDH reconoce las violaciones graves a derechos humanos en las que incurrieron la Policía Federal (PF), la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca (SSPO) y la extinta Gendarmería, por los hechos ocurridos en Asunción Nochixtlán, San Pablo Huitzo, Hacienda Blanca y Trinidad de Viguera, en 2016.

"Yo no he visto a la Guardia Nacional ni la Policía Estatal por acá. Hay un grupo de personas que no quieren la seguridad, pero nosotros somos los que sufrimos las consecuencias", acusa una vecina.

El presidente municipal detalla que ha sostenido mesas de trabajo con la SSPO para próximamente certificar a la Policía Municipal. "La ciudadanía requiere un cuerpo de policía más confiable, por eso se han buscado algunos cursos y capacitaciones para los elementos".

"Ahora estamos en el desamparo y no es justo, queremos nosotros, como ciudadanos, que venga la seguridad, que nos apoyen y que nos protejan", agrega una comerciante.

Alfredo López Santiago pide a los ciudadanos de Nochixtlán sumar esfuerzos para reconstruir el tejido social: "Es un trabajo más para organizarnos como gobierno municipal con los ciudadanos y Policía Municipal, para que la información que circule sea confiable y utilizar los medios para que las personas se sientan seguras", concluye.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.