Mercados públicos de Iztapalapa recibirán apoyos de 550 mil pesos

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 24 (EL UNIVERSAL).- Los 21 mercados públicos de Iztapalapa recibirán apoyos por 550 mil pesos para mejorar su infraestructura, sobre todo para cambiar las instalaciones eléctricas y hacerlas seguras para protección de comerciantes y compradores.

Así lo informaron la alcaldesa Clara Brugada Molina y el secretario de Desarrollo Económico capitalino, Fadlala Akabani Hneide, durante el evento realizado en la plaza Sara García, donde anunciaron que el centro de abasto Cananera será convertido en mercado público.

Por ello, a los locatarios les entregaron el certificado que los acredita como mercado público 333 de la Ciudad de México y el 21 en Iztapalapa, luego de años de gestiones para obtener este estatus, lo que hace acreedor a todos los apoyos que otorgue el Gobierno capitalino.

Dichos funcionarios participaron en diversas reuniones con locatarios e integrantes de las mesas directivas de los ahora 21 mercados públicos de la demarcación, para informarles de los apoyos que les han asignado.

De igual forma, acudieron al nuevo mercado de Cananea, para recorrer sus instalaciones, develar una placa e informar a los locatarios sobre el certificado y decirles que el Gobierno de la Ciudad y la Alcaldía los apoyarán para mejorar este centro de abasto y sus locales.

Respecto de los apoyos para todos los mercados públicos de esta demarcación, informaron que Alcaldía apoyará con 250 mil pesos y la Sedeco con 300 mil para cada uno de estos centros de abasto.

Aunque destacaron que cada mercado decidirá en qué invertirlos, propusieron darle prioridad a establecer una instalación eléctrica en las mejores condiciones.

Recordaron que un sistema de distribución de electricidad en mal estado, es lo que ha generado incendios en mercados de otras alcaldías y pérdidas millonarias para los comerciantes.

Brugada Molina insistió que es importante mejorar los mercados públicos, "pero es recomendable atender el tema de evitar riesgos con la electricidad, para dar seguridad y tranquilidad a todos los comerciantes y compradores", enfatizó.

Reconoció que hay una fuerte competencia con tiendas de conveniencia y otros negocios, entre los cuales la gente elige comprar, pero un mercado con buena imagen y mantenimiento es una atracción para el consumidor.

A su vez, Fadlala Akabani subrayó la importancia de que los recursos para los mercados se destinen al mantenimiento preventivo y correctivo, especialmente en materia de instalaciones eléctricas e hidrosanitarias.

"Esto es para que comerciantes y clientes estén seguros en los mercados públicos, que son la esencia del comercio y columna vertebral del abasto en la capital, ya que 33% de las personas se abastecen en centros de barrio, como mercados o tianguis", comentó el encargado de la política económica de la Ciudad.

Más tarde, los funcionarios acudieron al mercado Cananea, ubicado en la zona de El Molino, para informar a los locatarios que ya cuentan con el certificado de que su centro de abasto, que era de carácter popular, ahora ya forma parte de los mercados públicos de la Ciudad, lo que le permitirá acceder a apoyos directos del gobierno capitalino.

Al respecto, Clara Brugada dio a conocer que en principio se les apoyará con siete millones de pesos para obra, de los cuales cinco millones los aporta la Sedeco y dos la Alcaldía, para trabajos de construcción que hacen falta en este mercado público.

Recordó que con el nuevo estatus legal de este centro de abasto, corresponde al Gobierno capitalino hacerse cargo de su mantenimiento.

Además, resaltó la lucha de los locatarios para dejar de ser una concentración y convertirse en mercado público y señaló que es un espacio que da identidad a esta comunidad; además, reconoció la lucha y solidaridad de sus comerciantes por mejorar su entorno.

A su vez, Fadlala Akabani precisó que los siete millones de pesos, son para concluir una parte de la techumbre y a tener una instalación eléctrica segura para que ofrezcan un servicio de calidad, donde la energía no falte ni produzca accidentes.