Los mercados mundiales se desmoronan por el nerviosismo ante el coronavirus

Angélina BOULESTEIX
Unos habitantes de Pekín compran fruta y verdura protegidos con mascarillas en un mercado el 27 de febrero de 2020 (AFP | Greg Baker)

Los índices bursátiles mundiales se hundieron este jueves con Wall Street a la cabeza, ante la propagación de la epidemia de coronavirus por todo el planeta.

En Nueva York, el Dow Jones Industrial Average perdió 4,42% a 25.766,64 puntos.

El tecnológico Nasdaq perdió 4,61% a 8.566,48 unidades. Y el S&P 500, de las 500 mayores empresas de la bolsa, cayó 4,42% a 2.978,76, por primera vez por debajo de los 3.000 puntos desde octubre.

Con una caída de más de 10% en cuatro días -frente a récords hace dos semanas-, Wall Street se encamina hacia su peor semana desde el otoño boreal de 2008, durante la crisis financiera mundial.

"Cuanto más contagios de coronavirus haya, más riesgo tenemos de permanecer en zona de corrección", estimó Maris Ogg, de Tower Bridge Advisors.

- Caída generalizada -

En la apertura del viernes la bolsa de valores de Tokio mostró un franco retroceso, arrastrada por el impacto previsto de la epidemia en la economía internacional.

En el inicio de los trabajos, el índice Nikkei se situaba con fuerte caída de 2,99%, en los 21.310 puntos, al tiempo que el índice ampliado Topix perdía 2,6%, a los 1.527,5 puntos.

En Europa, las principales bolsas perdieron más del 3%. Fráncfort cedió 3,19%, Londres, 3,49%, París 3,32%.

De manera simultánea, el petróleo perdió 2,3% en Londres, hasta cerrar a 52,18 dólares, y 3,4% en Nueva York, hasta situarse en 47,09 dólares.

Además de las preocupaciones crecientes vinculadas al coronavirus, se dan "ventas forzadas" o automáticas sobre la base de algoritmos, explicó a la AFP Laurent Gaetani, gerente de Degroof Petercam.

La ansiedad de los inversores aumenta en tanto la epidemia de COVID-19 se extiende por todo el mundo, y "si el coronavirus llega realmente a Estados Unidos, la caída puede acentuarse", a pesar de que el presidente Donald Trump intentó transmitir tranquilidad al respecto, advierte el especialista.

En este tenso contexto sanitario, "los indicadores no son tenidos en cuenta en absoluto en las cotizaciones bursátiles", subraya Gaetani.

- ¿Respuesta de política monetaria? -

El coronavirus ha infectado a más de 82.000 personas y ha matado a 2.813 en todo el mundo. El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este jueves que la epidemia ha alcanzado un "momento decisivo", y solicitó a los países actuar rápidamente para contener este "virus muy peligroso".

La epidemia parece haber alcanzado su nivel máximo en China, donde hubo una inflexión y el número de muertes diarias sigue disminuyendo. Pero el COVID-19 ya afecta a 50 países.

En este contexto, nadie duda del impacto de esta epidemia sobre el crecimiento mundial, aunque aún es difícil evaluarlo.

Numerosos grupos empresariales han revisado sus previsiones de facturación a la baja o se han mostrado prudentes. Entre ellos, el banco Standard Chartered, el líder mundial del sector cervecero AB InBev, o Air France-KLM. Apple y Microsoft han señalado también que sus pronósticos de ganancias se verán recortados.

En la UE, Bruselas evalúa proponer dentro de un mes, si es necesario, "medidas de acompañamiento" para los sectores más debilitados por el coronavirus, indicó este jueves el comisario europeo de la Industria, Thierry Breton.

"Una respuesta de política monetaria es posible, y los mercados manejan la idea de una baja de las tasas estadounidenses" para sostener la economía, señala una nota de La Banque Postale Asset Management.