Los mercados, con la mirada puesta en las decisiones que vendrán después de las urnas

·2  min de lectura
Los argentinos viven en pesos pero piensan en dólares
BBC MUNDO

Los resultados de las urnas son una parada obligatoria de todo análisis, en especial, para inferir que podría pasar de cara a 2023. Más allá de esos números, el mercado espera definiciones políticas de la coalición gobernante. La dinámica cambiaria reciente (y la brecha arriba del 105%) exigen medidas. En los últimos días corrieron rumores de un cambio de paradigma cambiario. Sea cual sea el sistema, sin un plan racional con metas fiscales lógicas, la probabilidad de éxito de cualquier plan es remota.

Qué puede pasar con los bonos públicos

La reacción política jugará un rol clave en los precios. Simulamos dos escenarios para detectar el mejor vehículo para la tormenta: en uno positivo conservador, los bonos rebotan hasta niveles de fines de septiembre (una suba promedio de 4,6%); en otro, negativo, una reacción agresiva del Gobierno empuja a los instrumentos hasta los mínimos pos-reestructuración. Los Globales 2035 son interesantes cuando se evalúa la combinación de ambos escenarios. La paridad baja y su tasa corriente moderada le permiten ganar atractivo.

La temporada de balances gana ritmo

Esta semana conocimos muchos balances. En petróleo y gas hubo buenos resultados, favorecidos por el impacto del Plan Gas.Ar y la escalada del precio del crudo. Empresas como YPF y Pampa Energía lograron superar las expectativas. En cambio, balances de firmas de servicios públicos mostraron caídas de ingresos en términos reales. Telecom Argentina contrajo sus ingresos de 5,8% en términos reales y su rentabilidad se deterioró, aunque acumuló un flujo de caja positivo en nueve meses superior a los US$400 millones.

FED: Transitoriedad, una hipótesis en jaque

El dato de inflación minorista de octubre en Estados Unidos generó revuelo en el mercado de deuda y, a su vez, reavivó las dudas acerca de la tesis de transitoriedad en la cual basa su política monetaria la FED. El indicador registró un ritmo de 6,2% interanual (¡el mayor nivel desde 1990!), mientras que la medición núcleo fue de 4,6%. ¿Cómo lo tomó el mercado? La tasa del título del Tesoro a 10 años trepó hasta 1,54%, deteriorando la deuda emergente. Y los niveles de inflación breakeven a 5 y 10 años se dispararon a 3,09% y 2,70% .

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.