MERCADOS GLOBALES-Nuevos confinamientos contra el virus tiñen de rojo a acciones y crudo

Por Marc Jones
·3  min de lectura
Un paciente infectado con la enfermedad coronavirus (COVID-19) es transportado a un helicóptero para ser trasladado desde el Hospital Flevo a Alemania, donde los hospitales están ayudando a hacerse cargo de los pacientes holandeses con la enfermedad coronavirus ahora que el número de admisiones hospitalarias sigue aumentando, en Almere, Países Bajos.
Un paciente infectado con la enfermedad coronavirus (COVID-19) es transportado a un helicóptero para ser trasladado desde el Hospital Flevo a Alemania, donde los hospitales están ayudando a hacerse cargo de los pacientes holandeses con la enfermedad coronavirus ahora que el número de admisiones hospitalarias sigue aumentando, en Almere, Países Bajos.

Por Marc Jones

LONDRES, 29 oct (Reuters) - Las acciones mundiales y los mercados de materias primas caían de nuevo el jueves, después de que la vuelta a los confinamientos nacionales en algunas de las mayores economías de Europa provocó la mayor liquidación a nivel global en meses.

* El Banco Central Europeo indicó que aumentará su apoyo y el PIB estadounidense experimentó un rebote récord, pero no era suficiente para frenar un desplome que borró casi el 5% del valor de las acciones esta semana.

* Wall Street subía tras una apertura dispar y el índice paneuropeo STOXX 600 cedía un 0,4%, dejando a las bolsas de Fráncfort, Milán y París en camino a un declive semanal del 8%, el más acentuado desde el pánico inicial desatado por el COVID en marzo.

* La preocupación golpeaba también a las materias primas, con desplomes del 5% en el precio del crudo que llevaron al barril de Brent a su peor nivel desde junio, por debajo de 38 dólares y acumulando un descenso del 10% en la semana.

* "Creo que lo que ha cambiado en los últimos días son las significativas alzas del virus en Europa y Estados Unidos, sobre todo este último", dijo Nikesh Patel, de Kempen Capital Management. Como resultado, "el mercado ha alcanzado un consenso sobre el escenario en forma de W para la economía", más que una estabilización de las economías en general.

* El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, ordenaron nuevos confinamientos por el coronavirus, mientras los casos siguen subiendo en 47 estados estadounidenses, con los hospitales atestados de pacientes en varias partes del país.

* Los datos económicos y la reunión del BCE eran los otros focos principales de atención del día. La incertidumbre sobre las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos también tenía tensos a los operadores.

* El euro tocó un mínimo de 14 días ante el dólar el jueves y de 100 días frente al yen. En sus últimas operaciones cotizaba a 1,1690 dólares, comparado con los 1,20 dólares de comienzos de mes.

* Los bonos gubernamentales alemanes, el principal activo de refugio en Europa, seguían siendo demandados y sus rendimientos -que se mueven de forma inversa al precio- operaban cerca de mínimos de siete meses. El retorno de las notas referenciales a 10 años del Tesoro estadounidense subió por la noche al 0,787%, pero bajó más tarde a 0,774%.

* Los mercados de acciones globales perdieron cerca de 2 billones de dólares en la víspera, con un alza de casi el 40% en los volúmenes de la Bolsa de Nueva York, su nivel más elevado desde septiembre.

* Durante la noche, el índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón perdió un 0,6%, liderado por desplome del 1,6% de Australia y del 1% en Corea del Sur.

* El Nikkei japonés cedió un 0,4%, mientras que las acciones preferenciales chinas ganaron un 0,7% y el yuan encabezó las ganancias frente a su par estadounidense.

* De vuelta en los mercados cambiarios, el dólar se apreciaba y las divisas más riesgosas, sobre todo las de las naciones petroleras, seguían bajo presión.

* El dólar, que tocó un máximo de nueve días en la víspera, subía un 0,3% frente a una cesta de seis destacadas monedas. El euro operaba cerca de un mínimo de tres meses ante el yen después de que el Banco de Japón recortó sus previsiones económicas y de inflación para el año fiscal.

(Reporte adicional de Tom Westbrook en Singapur; editado en español por Carlos Serrano)