Mercados atentos a un nuevo reporte mensual del USDA

Green ripening soybean field, agricultural landscape
Green ripening soybean field, agricultural landscape

Si bien las cotizaciones en la plaza local y en Chicago, de soja y maíz, continúan en mejores niveles que en campañas previas, a lo largo del último mes han mostrado cierta debilidad. Esto ha sido producto de cuestiones estacionales y mejorías en las condiciones climáticas en EE.UU., entre otros factores. En este contexto, se aguarda con atención la publicación de un nuevo reporte de Estimaciones de Oferta y Demanda Agrícolas Mundiales (WASDE) del USDA, pautada para este viernes. Los nuevos datos que se aporten resultarán de gran relevancia en mercados que necesitan nuevos argumentos para volver a mostrar firmeza. Por esto, conviene entender los puntos claves y las perspectivas que se mantienen.

Producción en EE.UU.

El eje estará centrado en las nuevas estimaciones de producción de soja y maíz. Se trata de definiciones de variables centrales por el lado de la oferta. En esta ocasión, el USDA ajustará su metodología incluyendo relevamientos a campo. Esto supone números más precisos.

Según el último reporte mensual, las cifras estaban ubicadas en 118 mill. tn. y 375 mill. tn., en soja y maíz respectivamente. Pero, para este viernes, debido a las mejorías climáticas registradas en el país del norte, en las últimas semanas, se pondera la posibilidad de que se anuncien aumentos en tales proyecciones. Así, según las perspectivas promedio de analistas, se apunta a 119 mill. tn. y 379,5 mill. tn., para soja y maíz respectivamente. Esto implicaría un mayor abasto para alimentar la oferta, principalmente en el caso del cereal.

“Electricidad verde”: le darán energía a una ciudad a partir de su granja porcina

De todas formas, esto no hay que darlo por hecho, dado el porcentaje históricamente bajo de lotes en condiciones buenas a excelentes, a nivel nacional en EE.UU.

Stocks finales

Tanto la soja como el maíz, cerrarían un ciclo 2020/2021, en EE.UU., con balances muy ajustados. De todas formas, vale aclarar que, según las previsiones de analistas, podrían resultar ligeramente mayores a los previstos en agosto, ante posibles revisiones a la baja en la demanda. Y el mayor interrogante: ¿qué se espera para la nueva campaña?

En maíz, los buenos volúmenes proyectados de producción para 2021/2022 estarían diluyendo temores por el lado de la oferta. La posibilidad de que el USDA aumente en 5 mill. tn. las estimaciones de cosecha se dejarían sentir sobre el remanente de la campaña, colaborando con la recuperación de los stocks. En caso de concretarse el incremento, y no tener lugar sobresaltos en la demanda, la relación stock/consumo podría acercarse a 10%, un número en torno al cual el mercado suele encontrar comodidad.

En tanto, en soja, si no median grandes sorpresas por el lado del consumo interno y las exportaciones, habría que esperar que el escenario 2021/22 continúe relativamente ajustado. Si bien el aumento esperado de producción (1 mill. tn.) podría volcarse a mayores stocks finales, el impacto no resultaría significativo. En tal sentido, es probable que la nueva campaña se perfile con balances estrechos y perspectivas de stocks de cierre en torno a 5 mill. tn., con una relación stock/consumo en un magro 4%.

El rol de China

Por último, la dinámica de las compras del gigante asiático aparecen como otros puntos a prestar atención, en particular, en un año donde se espera una posible desaceleración en el crecimiento del comercio externo en el segundo semestre. Debe recordarse que China, además de ser el principal importador de soja, en la última campaña se ha convertido en el gran protagonista en maíz.

En los primeros ocho meses de este 2021, según datos de aduanas de China, las compras externas de soja habrían acumulado cerca de 67 mill. tn. De esta forma, habría alcanzado un volumen récord para dicha época del año. Pero, a pesar de estas cifras, el USDA ha proyectado que las importaciones campaña 2020/2021 se ubicarían en 97 mill. tn., ligeramente por debajo del volumen del ciclo previo. En tanto, de cara al nuevo ciclo, se apunta a una recuperación, con proyecciones que se ubican sobre 101 mill. tn.

Por otra parte, respecto a las importaciones de maíz de China, el USDA ha estado manteniendo un escenario muy alentador. Con destacada presencia en el mercado mundial, las compras se estiman en 26 mill. tn. para 2020/2021 y, también, para 2021/2022.

En el nuevo reporte del viernes todos estos números estarán bajo la lupa. ¿Se inclinará la balanza en los mercados?

El autor es responsable del Departamento de Análisis de Mercados de Grassi SA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.