El Mercado del Puerto uruguayo sonríe con la vuelta de los cruceros

Montevideo, 28 dic (EFE).- Ubicado en la Ciudad Vieja de Montevideo, a pocos metros de la principal terminal portuaria del país, el tradicional Mercado del Puerto uruguayo ya sonríe ante la que se espera que sea "una buena temporada de verano".

Serán más de 100 los cruceros que arribarán a la capital en el período diciembre-abril y en ellos miles de turistas que bajarán a recorrerla.

Ante esta situación, los comerciantes esperan ansiosos en un lugar que es considerado uno de los puntos de mayor atractivo turístico por sus carnes a la parrilla y su privilegiada ubicación en el casco histórico de Montevideo.

También por su 'Medio y Medio', una bebida tradicional nacida a partir de la mezcla de dos vinos: espumoso y blanco seco.

LA CARNE EN LA PARRILLA

A pocos metros de la parrilla del restaurante 'La Chacra del Puerto' los turistas observan cómo los trabajadores de ese local preparan bifes -la especialidad-, racks de cordero, picanhas y otros cortes típicos.

Su dueño, Carlos Alberto González, cuenta a la Agencia EFE que las previsiones para la temporada estival "son buenas" y remarca que se espera un récord en la llegada de cruceros.

Asimismo, indica que ya se adelantó a lo que la llegada masiva de turistas puede generar y sumó otras dos personas a su equipo, al tiempo que compró más mesas, más sillas y más vajilla.

"Los turistas más habituales -brasileños y argentinos- no se sorprenden tanto con el local porque más o menos saben, pero atendemos a muchos norteamericanos, alemanes, y el otro día llegó un barco con un millar de mexicanos, y esos sí que preguntan y se toman fotos", relata el comerciante.

Por su parte Patricia Asconegui, quien junto a su marido abrió el local 'Charly's Club', confiesa a EFE que le sorprende "la cantidad de gente que se está desplazando por todo Montevideo".

El matrimonio explica que sus clientes habituales son trabajadores de oficinas, bancos y del puerto que se acercan cada día para degustar sus aclamados chivitos, milanesas, pasteles de carne y canelones, a los que ahora se le sumarán los visitantes que lleguen desde otros países.

Una situación similar es la de Victoria García, dueña de la tienda de souvenirs 'Las Ventas del Mercado', que cerró su local durante 20 meses por pandemia de la covid-19 y que ahora está "muy expectante" ante la llegada de tantos visitantes internacionales.

"Al haber un turismo interno tan pequeño en Montevideo, con las fronteras cerradas no se trabajó y la temporada pasada, con las fronteras ya abiertas, fue atípica porque los cruceros habituales no venían", relata a EFE.

Allí los turistas -mayormente brasileños- hacen cola para comprar los famosos alfajores, el dulce de leche y los llaveros para guardar un recuerdo de su paso por Uruguay.

DEVOCIÓN POR LA CARNE URUGUAYA

Entre estos turistas se encuentra Marilsa, que pasará 10 días en Uruguay junto a su marido, con quien llegó al país por cuenta propia y no en un crucero.

El matrimonio visita el Mercado del Puerto porque días atrás hicieron un tour y el guía los llevó hasta ese lugar, donde comieron "muy bien" y aprovecharon para hacer unas compras.

"La comida aquí es muy buena, o por lo menos el 'baby beef' -un tipo de corte derivado del lomo fino- que recién comimos en la Cabaña Verónica", admite Marilsa.

Así, entre el murmullo de los visitantes y el ruido de las brasas, comienza un verano repleto de turistas que ya hace sonreír a los comerciantes del histórico Mercado del Puerto de Montevideo.

Àlex Gutiérrez Páez

(c) Agencia EFE