El mensaje del Presidente tras las críticas de Máximo: “Si alguien espera que claudique ante los acreedores o ante un laboratorio, se equivoca”

·3  min de lectura
Alberto Fernández durante el acto por el Día de la Independencia en Tucumán
Presidencia

Nunca esperen de mí que firme algo que arruine la vida del pueblo argentino, nunca, y espero que me entiendan porque si alguien espera que yo claudique ante los acreedores o ante un laboratorio, se equivoca, no lo voy a hacer, antes me voy a mi casa, porque no tendría realmente cara para entrar a esa sala si hiciera algo semejante”. El presidente Alberto Fernández pronunció la frase con emoción y ojos húmedos. Fue el pasaje más emotivo de su discurso en Tucumán por el 9 de Julio. También pareció un mensaje después de las críticas que Máximo Kirchner había hecho al hablar en la Cámara de Diputados.

“Cuando pasan este tipo de cosas uno se pregunta: si así le fue de bien a este laboratorio, con todo el eco que generó en parte de la política argentina, ¿cómo nos va a ir con el FMI? Porque muchas de las cosas que dicen varios colegas opositores son ciertas. ¿Cómo vamos a hacer para exportar más para producir más, cómo vamos a hacer con el FMI? Porque si un laboratorio nos obligó a cambiar todo el andamiaje, ¿cómo vamos a hacer con el FMI?”, inquirió Máximo ayer, durante la exposición del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Para sostener su modelo de negociación, Fernández se comparó con el gobierno de Mauricio Macri, a quien en varios pasajes criticó por la difusión de una carta de la administración de La Paz, que supuestamente demostraría un suministro logístico para las fuerzas de seguridad boliviana durante la represión que terminó con Jeanine Añez en el poder.

El gobernador Juan Manzur, en el acto por el Día de la Independencia, con el presidente Alberto Fernández
El gobernador Juan Manzur, en el acto por el Día de la Independencia, con el presidente Alberto Fernández


El gobernador Juan Manzur, en el acto por el Día de la Independencia, con el presidente Alberto Fernández

“Todos los días peleo porque la Argentina se ponga de pie. y todos los días peleo con los que desde adentro buscan ver a la Argentina arrodillada. Y no paro, y sigo. Acordamos con los acreedores privados, estamos negociando con el FMI, tenemos compromisos por casi 5000 millones de dólares que afrontar con el FMI tomado por un gobierno que asumió esos compromisos hace dos años. Y además me reclaman que arregle rápido. Mi modelo no está en los que mandan balas de goma a Bolivia, mi modelo siguen siendo San Martín, Güemes y Belgrano”.

Después Fernández derivó hacia el tema de las vacunas para criticar a la oposición. “Hablamos con todos para traer las vacunas, hicieron una enorme campaña para hacerles creer a la gente que las vacunas eran veneno. y no se dan cuenta el daño que hicieron y cuanto postergaron el proceso de vacunación. No se dan cuenta de que el odio es dañino y siempre vuelve, pero no me importó, soporté todo lo que dijeron y seguí buscando vacunas. Me dijeron que tenía un problema ideológico con una empresa americana, que es la mayor proveedora de medicamentos que el Estado argentino tiene”.

Y después continuó: “Saben que lo que hacía difícil ponernos de acuerdo eran los términos de un contrato, simplemente. Y era difícil porque yo tenía que defender los intereses de la Argentina. Porque cuando pongo mi firma me doy cuenta de que estoy comprometiendo a generaciones. Me hubiera encantado que pensaran así cuando en un minuto treinta anunciaron que la Argentina se endeudaba en 57.000 millones de dólares con el FMI. porque si hubieran pensado así, hubieran pensado en el futuro, en los jóvenes que hoy tienen el futuro hipotecado”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.