En un mensaje a los estudiantes, Alberto Fernández criticó las “dudas que algunos siembran en sus cabezas”

·3  min de lectura
Alberto Fernández encabezó el acto de entrega de netbooks del programa ConectarIgualdad junto al ministro de educación Jaime Perczyk
Alberto Fernández encabezó el acto de entrega de netbooks del programa ConectarIgualdad junto al ministro de educación Jaime Perczyk

Luego de la encuesta difundida ayer por las autoridades porteñas, según la cual el 70% de los alumnos que terminan el secundario en la Ciudad quiere irse del país, el presidente Alberto Fernández les envió un mensaje a los estudiantes en el cual criticó las “dudas que algunos siembran en sus cabezas”. Durante su participación en un acto de entrega de netbooks del programa Conectar Igualdad, afirmó que los jóvenes tienen “mucho para dar” y los convocó a “construir una sociedad más justa e igualitaria”.

Acompañado por los ministros de Educación y de Obras Públicas, Jaime Perczyk y Gabriel Katopodis -entre otros funcionarios-, Fernández reivindicó el programa estatal iniciado durante la administración de la exmandataria Cristina Kirchner. Dijo que el mismo tiene como finalidad “que todos podamos conectarnos al mundo y que eso no sea un derecho de unos pocos, sino un privilegio de todos” y luego cuestionó la gestión en materia educativa del gobierno de Cambiemos.

“Después [del kirchnerismo] vinieron otros 4 años donde algunos no pensaban como nosotros. Yo sé que estamos viviendo un tiempo de desaliento, donde los jóvenes están descreídos y les cuesta pensar en un futuro. Ahora, hay algunos que creemos que tenemos que pensar en esos jóvenes y garantizarles el mejor futuro, que es darles la posibilidad de acceder al conocimiento”, lanzó Fernández, para más tarde interpelar directamente a su audiencia y referirse a la “Argentina que se viene”.

“Ustedes son el futuro, ustedes son la Argentina que viene, que tiene que ser mucho mejor que la que tenemos. Tiene que ser una Argentina más igual, donde todos tengamos las mismas oportunidades y que no discrimine, que a todos respete. Tiene que ser una Argentina donde el que piensa distinto solo piense distinto y no se convierta en objeto del odio, donde todos crezcamos”, sostuvo y agregó: “Ustedes son jóvenes y tal vez no lo advierten, pero a través de la historia los jóvenes revolucionaron una y otra vez al mundo y lo hicieron reflexionar sobre su necesidad de cambiar”.

Tras ello concluyó: “Yo les pido que me ayuden como jóvenes. Ayúdenme a que toda la Argentina entienda la necesidad de cambiar, de respetarnos, que estamos hartos de la violencia, que nos necesitamos y que podemos vivir en diversidad. Les hablo a ustedes porque sé que saben de lo que hablo mejor que yo. Vamos a lograrlo, ayúdenme (...) Cuando algunos siembren dudas en su cabeza o en su corazón, dense cuenta que tienen una vida por delante. Tienen mucho para dar, tienen todo por construir y está en sus manos también el poder construir una sociedad más justa e igualitaria, que a todos integre y a nadie discrimine, donde el odio sea una palabra que no se pronuncie más”.

“Un dato que nos duele muchísimo”

El Presidente brindó su discurso un día después de que la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, indicase que el 70% de los alumnos que terminan el secundario en la ciudad de Buenos Aires quiere irse del país, según una encuesta realizada por esa cartera.

“Es un dato que nos duele muchísimo”, expresó en declaraciones radiales la funcionaria de Horacio Rodríguez Larreta, quien aclaró que la mayoría de los consultados fueron estudiantes de escuelas públicas y adelantó que existen otros números igual de “críticos” que muestran “la desesperanza y al angustia de los jóvenes”.

“Todos los chicos y chicas de quinto año hacen una experiencia formativa en el sector privado. A quienes han pasado por el módulo de educación financiera, les hemos hecho una encuesta para entender qué expectativas tenían, qué aprendieron y qué no, y de ahí surge esta información, que mañana [por hoy] la vamos a publicar”, detalló.