Menos nieve pero más nevadas, por cambio climático

Más destacado

WASHINGTON (AP) — Ante las nevadas escasas y la ausencia de nieve en las colinas para esquiar en regiones del centro-este y noreste de Estados Unidos en los dos últimos años, algunos científicos vieron en el calentamiento global al culpable.

Luego cuando una tormenta de nieve inusitadamente copiosa azotó el noroeste con más de 60 centímetros (dos pies) de nieve en algunos sitios a principios de mes, algunos de los mismos científicos responsabilizaron también al calentamiento global.

"Sólo eso nos faltaba", decían a manera de broma los escépticos al considerar que eso era una contradicción insolente.

Pero la respuesta está en la física atmosférica. Una atmósfera más cálida puede retener, y precipitar, más humedad, señalan especialistas en nevadas. Y dos estudios próximos a publicarse demuestran cómo es que puede haber más tormentas colosales de nieve aun cuando haya cada año menos nieve en general. Las proyecciones anticipan la posibilidad de que eso persista con el calentamiento global antropogénico.

En ese aspecto, son varios los aspectos que deben considerarse.

Estados Unidos ha sido azotado en el último medio siglo con el doble de las tormentas de nieve más intensas que en los 60 años anteriores, de acuerdo con una investigación sobre el clima extremo realizada por prominentes científicos federales y universitarios especializados en el clima próxima a difundirse. Esto también encaja con una pronunciada tendencia en el aumento de las precipitaciones invernales excesivas —de lluvia y de nieve— en el noreste estadounidense, de acuerdo con el Centro Nacional de Información Climática.

Además, el Laboratorio Global de Nevadas en la Universidad Rutgers dice que la nieve de primavera presente en el hemisferio norte ha disminuido en un promedio de 2,6 millones de kilómetros cuadrados (un millón de millas cuadradas) en los últimos 45 años.

Y un estudio a publicarse en Journal of Climate dice que los modelos de computadora predicen que la caída anual de nieve en el mundo se reducirá en más de 30 centímetros (un pie) en los próximos 50 años. El autor del estudio afirma que la mayor parte de la población vive en partes de Estados Unidos que podrían tener una disminución de entre 30% y 70% en la precipitación anual de nieve para finales del siglo.

"Entre más breve la temporada de nieve, menos nieve en general, pero un azote ocasional", dijo el científico climático Michael Oppenheimer de la Universidad de Princeton. "Ese es el nuevo mundo en que vivimos".

Diez expertos en el clima afirman que la noción de menos nieve y más tormentas de nieve tiene sentido: un mundo más cálido tiene la posibilidad de disminuir la cantidad general de nieve que cae cada año así como la duración de la temporada de nieve. Pero cuando la temperatura baja hasta permitir una tormenta de nieve, el aíre ligeramente más cálido suele llevar más humedad y en consecuencia generar tormentas de nieve potencialmente históricas.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK