Menores lesionados por explosión en Jesús María son trasladados al Hospital Shriners, en Texas

·2  min de lectura

Durante la tarde de este jueves, dos menores de edad que resultaron gravemente heridos tras la explosión dentro de una tortillería en el municipio de Jesús María, fueron trasladados al Hospital Shriners, en Galveston Texas, para que reciban atención médica especializada.

El gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, indicó que primero se trasladó a un menor de 14 años de edad y posteriormente se hará lo propio con una niña de 10 años.

“Nos mantendremos pendientes de su estado de salud, así como de quienes continúan internados en los diferentes nosocomios de nuestra entidad”, manifestó el mandatario a través de sus redes sociales.

No es la primera vez que el Hospital Shriners recibe a menores de Aguascalientes que resultaron heridos con quemaduras. El pasado 24 de noviembre del 2020, un menor de entonces 12 años, identificado como Felipe, sufrió quemaduras en gran parte de su cuerpo, las cuales fueron provocadas por otro grupo de niños, en el municipio de Pabellón de Arteaga.

Al inicio, Felipe fue trasladado al Hospital General de Pabellón de Arteaga y después fue trasladado al nosocomio de Rincón de Romos. Luego se llevó al Hospital Shriners, donde estuvo internado varios meses hasta que finalmente logró recuperarse y volver a Pabellón junto con el resto de su familia.

Hasta el momento, otras 10 personas que también terminaron con severas quemaduras por el estallido registrado en Jesús María se encuentran hospitalizadas en diversos centros médicos de Aguascalientes.

El coordinador de Protección Civil de Jesús María, Roberto López Rodríguez, explicó este jueves que hasta el momento no se han determinado las causas que provocaron el estallido, sin embargo, mencionó que el único hecho que ha sido comprobado es que previo al percance se presentó una acumulación de gas LP importante dentro del establecimiento.

También destacó que la tortillería afectada había cumplido con una revisión realizada en el año 2020, cuando la dependencia municipal promovió un operativo especial para este tipo de comercios en el ayuntamiento.

“En este caso, la tortillería se inspeccionó en 2020, sí se le inspeccionó, se nos entregó el dictamen de su gas, de su tanque de gas por parte de una unidad de verificación, sabemos que en estos dos años pueden pasar mil cosas, son accidentes que pasan, no creo que la persona hubiera querido esto”.

“Sí tenía el dictamen de su tanque de gas; se checa desde que tengan extintores, su botiquín, sus rutas de evacuación, sus tuberías de gas pintada de los colores que debe de ser, se le pide el dictamen precisamente de la unidad de verificación tanto del cilindro como de su instalación”, agregó.

Al concluir, el funcionario llamó a la población a hacer conciencia sobre los riesgos que implican los tanques de gas y los invitó a permanecer atentos al manejo de los combustibles dentro de los comercios y domicilios.