Menor Ian Alejandro falleció por arma blanca: fiscalía de Sonora

·2  min de lectura

HERMOSILLO, Son., septiembre 1 (EL UNIVERSAL).- El pequeño Ian Alejandro, de 5 años de edad, falleció por un shock hipovolémico producido por lesiones por arma blanca, quien además presentaba signos de abuso sexual, reveló la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora. Durante una conferencia de prensa la fiscal estatal, Claudia Indira Contreras Córdova, indicó que ya fue ejecutada la orden de aprehensión contra el presunto responsable y que se está desarrollando la audiencia inicial por el delito de homicidio infantil.

Claudia Contreras señaló que a sus cinco años de vida no estaba registrado su nacimiento por "presunto extravío del aviso de nacimiento". Sobre su entorno familiar, indicó que su madre se encuentra recluida en un Cereso por un delito patrimonial, mientras que su padre fue asesinado a balazos hace dos años. Por lo anterior, la responsable de la custodia del pequeño es una tía, cuya pareja se encuentra en prisión por delitos contra la salud.

Sobre el probable agresor y quien llevaba una relación de amistad con la familia, Martín "N" "El Berru", la fiscal mencionó que se trata de una persona adicta a algunos medicamentos y al crystal. Indira Córdova informó que de acuerdo con el Código Penal del Estado, el delito de homicidio infantil establece una pena de 30 a 70 años de prisión. Comentó que este jueves fue ejecutada una segunda orden de aprehensión contra “El Berru” por el delito de abuso sexual agravado en prejuicio de una niña de cinco años. Con respecto al probable móvil del homicidio, se indicó que el ahora detenido decidió llevarse al menor y ya en su casa, debido a un alto grado de intoxicación, fue intolerante al llanto del niño por lo que le quitó la vida. Por último, la fiscal señaló que el crimen del pequeño Ian no quedará impune y que se buscará la mayor penalidad para el presunto responsable.

Ian Alejandro fue visto por última vez el pasado domingo 28 de agosto alrededor de las 03:30 horas de la madrugada en una vivienda en la colonia Real del Carmen, de Hermosillo, reportándose su extravío o desaparición hasta las 18:00 horas de ese mismo día. De inmediato se inició con su búsqueda por parte de personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), que incluyó el lanzamiento de Alerta Amber.

A las 00:00 horas del martes, personal de la Fiscalía, mediante acción de cateo, localizó el cuerpo en un predio a 3 kilómetros de su casa. Derivado de acciones de investigación fue posible establecer datos de prueba que llevaron a la detención de un adulto, quien llevaba amistad con la familia.