Menor desata pánico al disparar dentro de escuela

TORREÓN, Coah., enero 11 (EL UNIVERSAL).- "Hoy va a ser el día", les dijo José Ángel "R", a sus compañeros del Colegio Cervantes, después disparó contra los alumnos, mató a su maestra y se suicidó. José Ángel tenía 11 años y cursaba sexto de primaria.

Lo anterior lo informó en rueda de prensa el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme Solís, quien se dijo consternado por los hechos, ocurridos en la ciudad de Torreón.

Según el relato de las autoridades, el menor llegó al salón de clases y cerca de las 8:20 horas pidió permiso para ir al baño. Luego de 15 minutos no volvió y la maestra fue a buscarlo. Al salir, se topó con el niño afuera del baño. El menor vestía pantalón negro con tirantes y una playera blanca que llevaba la leyenda "Natural Selection", supuestamente el nombre de un videojuego.

El adolescente portaba dos armas, una de alto y otra de bajo calibre, informó el fiscal Gerardo Márquez Guevara. Fue allí, en un pasillo afuera del baño, donde José Ángel disparó y mató a la maestra María y dejó a seis heridos: cinco alumnos y un maestro. Después se quitó la vida.

El gobernador Riquelme señaló en rueda de prensa que los hechos arrojan un perfil sicológico específico del menor que tendrá que ser resuelto en las indagatorias, pero se aventuró a decir que pudo haber sido influenciado por el videojuego Natural Selection, que trata de disparos y combates.

Sin embargo, el fiscal Gerardo Márquez refirió que se tendrán que hacer las indagatorias del entorno sicológico y familiar para definir las causas, y dijo que no se puede descartar ninguna línea de investigación. No precisó cuántos disparos hubo ni dio detalles sobre cómo obtuvo las armas el menor.

"Estamos analizando todo, es rápido para decir las causas; daremos el análisis del perfil de la red familiar. Lo que sabemos es que era un alumno destacado. Vivía con sus abuelos paternos y la mamá había fallecido hace unos años. El papá no vive con él, pero sí en la ciudad. Tendremos que analizar redes sociales, equipo personal como teléfono, computador, iPad. En las primeras entrevista resalta que era una persona y un estudiante brillante", informó.

Comentó que el padre tenía un negocio particular de banquetes.

En total fueron heridos por los disparos de arma cinco menores y Omar Saldívar, de 40 años, un profesor de educación física, quien escuchó los disparos y se acercó al lugar. Todos están fuera de peligro.

Los niños heridos son Mario, de siete años, con un disparo en el abdomen y quien está delicado de salud; Luciana (13), con una herida en el pie derecho; María Fernanda (7), con una herida en el abdomen; Luis Fabián (8), con un disparo en el abdomen, y Carlos Alejandro (13), con heridas en los pies.

El director del Sanatorio Español, Guillermo Siller, dijo que todos pasaron por quirófano pero se encuentran en buenas condiciones, estables y conscientes".

Los testimonios. La tragedia del Colegio Cervantes pegó fuerte a la Comarca Lagunera. De inmediato comenzó a circular la noticia y la gente hablaba de un tiroteo en la escuela. El caos se hizo presente.

"Mi hermana me habla por teléfono: que hubo una balacera en el colegio y me arranqué, me dejé venir por mis hijas", contó Evelyn, madre de dos niñas de nueve y 12 años.

A Socorro le llamó su hija, maestra de la institución: "Ven por mí, ven por mí; mataron a un niño". Todo era confusión. Los padres de familia comenzaron a llegar al colegio, las autoridades cercaron la institución y los niños fueron desalojados.

Evelyn no se quería imaginar nada. Estaba asustada. Llegó buscando a sus hijas, pero estaban con una amiga. "Mi mejor amiga, sus papás llegaron primero por ella, nos dijo que nos quedáramos con ella", contó Dana, la hija de 12 años.

Dana contó que escuchó un disparo, pero en un principio pensó que habían dejado caer colchones, algo que, dijo, suele suceder mucho. "Yo también pensé que era un colchón", la secundó su hermana Ximena. Después escuchó más disparos, "como cinco seguidos", dijo.

"Empezaron a gritar, las maestras llegaron a nuestro salón, nos preguntaron si estábamos bien, que no saliéramos del salón", relató.

Dana y Ximena estaban en un segundo piso, pero contaron que a los que estaban en el primer nivel sí les dijeron que se echaran al suelo. "Muchos compañeros estaban en el patio donde empezó todo; estaban de tercero de secundaria, segundo de primaria, de la escolta y de robótica. Había muchas personas".

Dana se comunicó por celular con su mamá. "Dispararon", le dijo, pero su madre sintió tranquilidad de que ella y su hermana estaban bien.

Maestra alegre. La docente que perdió la vida, María Assaf Medina, era maestra de la materia de Inglés. Según quienes la conocieron, era su primer ciclo en el Colegio Cervantes.

"Le dio clases a mis hijos. Era muy buena, excelente maestra y persona", platicó Socorro, quien llegó al Colegio Cervantes porque su hija es maestra de la institución.

Emiliano, hijo de Socorro, relató que miss Mary, como la conocían, era una maestra comprometida, con mucha atención a sus alumnos. Socorro añadió que a la profesora la caracterizaba su alegría. "Cuando iba a preguntar por mis hijos siempre tenía disposición, muy alegre", refirió. "Una persona muy paciente", añadió su hijo Emiliano.

En la red social Facebook muchas personas también publicaron mensajes para la maestra María. "Gracias por todas tus enseñanzas", escribió Agustín. "Fue mi maestra en un curso de inglés años atrás, era una persona increíble y con un gran corazón, siempre me motivaba y estaba muy al pendiente de mí", escribió Marce.

Con reconocimiento. El Colegio Cervantes de Torreón fue fundado en 1940 y es uno de los más reconocidos de la ciudad. Tiene dos campus, en la colonia Ex Hacienda Los Ángeles y en la calle Juan Pablos, en la colonia Centro conocido como "campus Bosque", en este último ocurrieron los hechos.

El campus donde se registró la tragedia únicamente cuenta con preescolar, primaria y secundaria.

El director de la institución, Jaime Méndez Vigatá, leyó un comunicado en el que manifestó su tristeza a la comunidad.

"Jamás nos imaginamos que una situación como ésta pudiera suceder en la sociedad", relató.

Aseguró que trabajan con las autoridades para que se esclarezcan los hechos y dijo que la comunidad académica está abocada a atender a los alumnos y sus familias. Asimismo pidió orar por las personas fallecidas y la salud de las víctimas.

Tras la tragedia, también se dio a conocer que el Colegio Cervantes y los padres de familia se negaron a realizar el operativo Mochila Sana y Segura. Sin embargo, el fiscal Gerardo Márquez negó que este asunto sea tema de investigación. "Hacen revisiones en el interior, el que no hagan el operativo no quiere decir que no lo hagan ellos", indicó.