Mendoza: quieren expulsar a una diputada que comparó los 30 mil muertos por coronavirus con los desaparecidos

Pablo Mannino
·3  min de lectura

MENDOZA.- Un polémica declaración provocó una verdadero escándalo en Mendoza. Se trata de las controvertidas palabras de una diputada provincial que comparó los 30 mil muertos por Covid-19 con los 30 mil desaparecidos durante la última dictadura militar en el país. Aunque la legisladora pidió perdón por sus dichos, avanza ahora en la Cámara una sanción, que podría desembocar en la expulsión.

La controversia fue generada en las redes sociales por la diputada del Pro Hebe Casado, quien ya tiene varios comentarios similares en su haber, relativizando la cuarentena y el impacto del virus. Pero lo que hizo sonar las alarmas locales fue su paralelismo entre los fallecidos en pandemia y el número de víctimas durante la última dictadura.

"Son 30.000, no como los otros 30.000. Un éxito la estrategia del gobierno de científicos, pero como no reconocen errores, en 15 días dicen que seguimos sin derechos a la libre circulación ni a la educación ni a la salud", expresó la legisladora en su perfil de la red social Twitter.

Esto motivó las reacciones inmediatas del arco político contrario, pero también puertas adentro de la alianza gobernante radical. En el caso del Partido Justicialista solicitaron que la mujer sea suspendida, e incluso le exigieron una "retractación inmediata".

Desde adentro: así quedó la estancia de los Etchevehere tras el desalojo de los militantes de Juan Grabois

En este sentido, Casado se arrepintió de sus dichos y se disculpó públicamente. "Soy una persona con firmes convicciones democráticas, pido disculpas públicamente por las expresiones vertidas en mi cuenta de Twitter. Fue una expresión inapropiada y fuera de lugar", indicó.

"Desde ningún punto de vista quise convalidar el accionar y las muertes ocurridas en la etapa más oscura desde que existe el Estado argentino. Mis críticas tuvieron el objetivo de señalar la forma en que el gobierno nacional está gestionando la pandemia, basándome en mis conocimientos médicos, sin embargo, ello no justifica el error cometido", sostuvo. "Repito mis disculpas a toda la ciudadanía y especialmente a familiares y allegados de las víctimas del más repudiable deterioro institucional", cerró.

"Más allá de sus disculpas, desde el justicialismo se pidió una "cuestión de privilegio", que tiene consecuencias graves. Si se aprueba, se crea una comisión y puede terminar en la expulsión de la legisladora. Por eso, mientras se tramita esa instancia, se ha pedido que se suspenda. Hay que esperar a la sesión del próximo miércoles", indicaron a LA NACION fuentes de la Legislatura provincial.

Desde el Ejecutivo provincial, la titular de Derechos Humanos, Luz Faingold fue contundente con su visión de lo ocurrido con la legisladora. "Hebe Casado fue clara: dijo que la cifra de muertos por Covid es clara y contundente, no como la de desaparecidos que es inventada; en ese sentido actuó de manera negacionista y eso no se puede dejar pasar, en este caso es grave negar la simbología del numero que para todos los que atravesamos la dictadura militar nos duele mucho", indicó la funcionaria, quien también es activista militante por los DDHH e integrante de la Asociación Ex Presos Políticos.

Su causa es una de las que integran el cuarto juicio por delitos de lesa humanidad, que se desarrolla en la provincia desde febrero de 2014. "Es un número simbólico que representa el horror del terrorismo de Estado. Este concepto fue vertido en las centenares de condenas a genocidas en los Juicios de lesa humanidad, y , desde el Juicio a las Juntas, que habla de un plan sistemático de desaparición y exterminio de la militancia política, estudiantil y sindical", completó la funcionaria.