Mendoza: murió la joven que fue prendida fuego por la expareja de su novio

Pablo Mannino
·2  min de lectura

MENDOZA- Luego de luchar varios días por su vida, murió la joven mendocina que fue prendida fuego junto a su novio por la expareja de él. La atacante fue detenida y luego imputada por la Justicia provincial.

Yanina Belén Diez, de 26 años, quien era buscada intensamente por las autoridades, fue encontrada y puesta a disposición de los tribunales, por lo que finalmente quedó acusada de "homicidio simple" en el caso de Karen Estefanía Roux Montenegro (22). La víctima se encontraba internada en el Hospital Luis Lagomaggiore, con más de la mitad del cuerpo con quemaduras de gravedad. En tanto, en el caso de Fernando Rojas (25), quien tuvo heridas leves, la atacante fue imputada por "homicidio agravado por el vínculo en grado de tentativa". La mujer ya se encuentra detenida, a la espera del desarrollo del proceso judicial en su contra, por el que podría recibir una condena de hasta 40 años de prisión.

De acuerdo con fuentes de la investigación, Karen se encontraba en grave estado en el hospital, con fallas multiorgánicas y con asistencia respiratoria. Su cuerpo no logró resistir el impacto de las quemaduras, luego de que el sábado, junto a su novio, en Las Heras, fuera rociada por Diez con un bidón de nafta y prendida fuego. La mujer fue la que se llevó la peor parte durante el ataque, ya que el 50% de su cuerpo presentó quemaduras extremas en torso, espalda y cara; en tanto el hombre había quedado internado en sala común, y actualmente presenta escoriaciones en la piel, de acuerdo con fuentes de la causa.

El palacio gótico de Pinamar. Quién es y cómo vive el hombre que lo construyó

El hecho se produjo durante la mañana del pasado martes, cuando Karen Montenegro y Fernando Rojas se encontraban en la parada de un colectivo en la comuna lasherina. De repente, la pareja fue sorprendida por la expareja de Rojas. Diez, quien ya tiene antecedentes en la Justicia, comenzó a rociarlos con combustible, al tiempo que accionó de inmediato un encendedor. Ambos, envueltos en llamas corrieron, como pudieron, a solicitar auxilio. Toda la secuencia quedó registrada por las cámaras del lugar, lo que complicó la situación judicial de Diez, quien se había dado a la fuga, pero finalmente el jueves fue localizada en un descampado de la misma comuna por los agentes policiales y judiciales.

"Ellos habían comenzado la relación hacía cinco meses. La chica la conocía a mi hermana, y estaba despechada", contó a LA NACION Katy Montenegro, hermana de la víctima.