Mendoza: el kirchnerismo denunció al Gobierno provincial por sedición al no acatar el feriado por el ataque a Cristina Kirchner

·3  min de lectura
Rodolfo Suarez, gobernador mendocino
Rodolfo Suarez, gobernador mendocino

El kirchnerismo decidió denunciar al Gobierno de Mendoza, a cargo de Rodolfo Suarez (UCR), por el delito de “sedición” ante la decisión del mandatario de no plegarse al feriado nacional que dispuso Alberto Fernández la medianoche del 1° de septiembre, y que regía para el día siguiente, por el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner.

Quien hizo la presentación fue la diputada nacional del Frente de Todos, Marisa Uceda, que pidió que se investigue al radical por los delitos de: “Sedición, asonada, resistencia o desobediencia a funcionario público y abuso de autoridad”. La denuncia quedó a cargo del Juzgado Federal Número 3, que dirige Marcelo Garnica”.

La presentación derivó en el envió de un oficio de la justicia dirigido al Ministerio de Gobierno provincia, a cargo de Víctor Ibáñez, para que detalle pormenores de la medida.

En el texto, se pide a las autoridades provinciales que “informen cómo se desarrollaron las actividades públicas dependientes de la administración central del Gobierno de Mendoza el día 2 de septiembre de 2022, debiendo indicar en forma expresa lo referente a los sectores de salud, educación, seguridad y transporte público”.

Además, la justicia pidió saber “si se publicó alguna norma, ­decreto, resolución, etcétera relacionada al funcionamiento de la administración pública provincial luego de publicado el Decreto de Necesidad y Urgencia del Poder Ejecutivo Nacional 573/2022, debiendo remitirlas en caso de respuesta afirmativa”.

En tanto, la Justicia también pidió saber “si se emitieron comunicados públicos a través de los canales oficiales del Gobierno de la provincia, publicaciones en redes sociales, etcétera, ­relativos al funcionamiento de la administración pública provincial”.

Mendoza y Jujuy no se sumaron al feriado

Ambas bajo gestión del radicalismo, Mendoza y Jujuy habían resuelto no plegarse al feriado nacional tras el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner.

De esa forma, la jornada laboral y educativa transcurrieron con normalidad el viernes 2 de septiembre, más allá de casos particulares o ciertas confusiones entre ciudadanos a la hora de realizar algún trámite puntual, sobre todo en organismos nacionales que no atendieron al público.

En ese contexto, el gobernador radical Rodolfo Suarez, había apelado a la prudencia, asegurando que la mejor manera de reflexionar y evitar más divisiones entre los argentinos frente a hechos tan conmocionantes y condenables es poder “trabajar en paz”.

“No estoy de acuerdo en que haya un feriado nacional para manifestarse. Como en muchos países, acá se sale trabajando. Convocar a un feriado nacional para que la gente salga a marchar no es el camino y no es prudente. La prudencia está en trabajar en paz y convocando a la reflexión a cada uno de los argentinos”, expresó el mandatario provincial en diálogo con LA NACIÓN. “No hace bien dar un feriado con imprecisión y con la premura que se hizo”, sumó.

El mandatario mendocino avanzó con la decisión en plena madrugada, alrededor de la 1.30 del 2 de septiembre, luego del discurso por cadena nacional que dio el presidente Alberto Fernández, que convocó a la ciudadanía a tomarse el día en sus trabajos y actividades cotidianas para tomar conciencia sobre lo ocurrido. De acuerdo con Suarez, a esa hora de la noche no se conocía ninguna pieza legal para seguir lo anunciado por el jefe del Ejecutivo nacional. De ahí que optó por apoyar una jornada con actividades normales, dejando en claro que aquellas personas que no se presenten en sus puestos de trabajo no recibirán ninguna sanción.