Mendoza: abrieron puestos de testeo, se desbordaron y ahora pusieron un “cepo”

Pablo Mannino
·4  min de lectura
Varias personas que buscaban testearse de manera gratuita en los puestos que habilitó el Gobierno tuvieron que pegarse la vuelta; ahora solo atienden a quien no tiene cobertura privada
Marcelo Aguilar

MENDOZA.- El crecimiento de las transmisiones de Covid-19 en tierra cuyana puso en alerta a las autoridades, sobre todo por el gran movimiento turístico que se vive por estos días en la provincia. Frente a este escenario, el Gobierno local decidió instrumentar una serie de puestos móviles de testeos de coronavirus para intentar controlar la situación epidemiológica. Pues bien, ha sido tal la repercusión ciudadana y el interés por saber si están infectados que el Ejecutivo tuvo que poner un freno y limitar el acceso al estudio gratuito, en medio de largas colas de personas con síntomas de la enfermedad.

El Gobierno anunció los testeos gratuitos, pero tuvo que poner límites al verse desbordado de personas con síntomas. Pidieron dirigirse a obras sociales y prepagas.
El Gobierno anunció los testeos gratuitos, pero tuvo que poner límites al verse desbordado de personas con síntomas. Pidieron dirigirse a obras sociales y prepagas.


El Gobierno anunció los testeos gratuitos, pero tuvo que poner límites al verse desbordado de personas con síntomas. Pidieron dirigirse a obras sociales y prepagas.

Así ocurrió en las últimas horas en diversos puntos de Mendoza, principalmente en el stand ubicado en el Parque General San Martín, el cual se vio desbordado con el correr de los días, luego de anunciar su funcionamiento a mediados de semana. Así, entre Jueves y Viernes Santo la atención en estos lugares comenzó a descontrolarse y a superar la capacidad prevista, con filas interminables de posibles enfermos que querían hacerse el hisopado. Fue por este motivo que el Ministerio de Salud provincial tomó la decisión de colocar un “cepo” al servicio gratuito. En este sentido, se vio obligado a comunicar que la prestación, prevista también para los visitantes, solo se brindará a quienes no cuenten con obra social o cobertura de medicina privada.

“Se solicita a quienes tienen obra social o prepaga que se dirijan a los efectores donde tienen cobertura médica”, indicaron desde la cartera sanitaria. “Se pide a la sociedad que no asista a los puntos de testeos rápidos, a menos que no tengan cobertura médica. En caso de contar con ella, deben hacer la consulta médica correspondiente y dirigirse a los efectores donde tienen convenio su obra social o prepaga”, insistieron a través de un comunicado. Para muchos que cuentan con protección particular tampoco es fácil obtener el test, ya que hay gran demanda de turnos, también con largas colas en hospitales privados.

Asimismo, las autoridades, solicitaron que las personas que reúnen los requisitos para ser atendidas en estos puntos rápidos solo se acerquen en caso de presentar síntomas o configurar un caso sospechoso. Hasta ahora, de acuerdo con datos suministrados a LA NACION, del total de personas testeadas alrededor del 25% dio positivo de coronavirus.

Decenas de mendocinos esperaban para testearse. Sin embargo, ahora la medida sólo rige para quienes no tienen obra social ni prepaga, luego de que los puestos se desbordaran.
Marcelo Aguilar


Decenas de mendocinos esperaban para testearse. Sin embargo, ahora la medida sólo rige para quienes no tienen obra social ni prepaga, luego de que los puestos se desbordaran. (Marcelo Aguilar/)

Estos dispositivos ya venían funcionando en la provincia del oeste argentino durante la temporada estival. Sin embargo, en los últimos días tomaron mayor relevancia frente a la compleja situación epidemiológica que empezaba a vislumbrarse. Desde Salud indicaron que con estos testeos se apunta a lograr el diagnóstico oportuno de los casos, el aislamiento adecuado de los confirmados y el rastreo de contactos estrechos para su bloqueo y seguimiento. Sin embargo, todos se vieron desbordados con la masiva concurrencia por lo que hubo que limitar seriamente la atención, la cual estará disponible hasta el 4 de abril.

En la capital provincial funciona un móvil en el Parque General San Martín; en Luján de Cuyo hay un puesto en Potrerillos; en San Rafael, se colocó un stand en El Nihuil y otro en Villa 25 de Mayo; mientras que en Tunuyán se habilitó un puesto en El Manzano.

Los test se realizan si presenta dos o más síntomas: dolor de garganta, fiebre, tos, falta de olfato o gusto, rinitis, dolor corporal o muscular, dolor de cabeza, diarrea o vómitos.

“En caso de contar con obra social o prepaga, consultar con la misma. Si tiene cobertura pública exclusiva, debe dirigirse a un efector de salud o a los puntos rápidos. Si presenta dificultad para respirar, consulte en la guardia del centro de salud u hospital más cerca al domicilio”, recalcan ahora en el Ministerio de Salud.

En Mendoza, la meseta de contagios que se observaba en las últimas semanas comenzó a mostrar una tendencia ascendente. De hecho, en los últimos días, las infecciones se duplicaron. Así, la provincia pasó de registrar 180 casos a comienzos de semana a un promedio de 400 afectados en los últimos días. De hecho, en el mismo lapso, la tasa de positividad pasó de 15% a 23%. En tanto, la ocupación de camas críticas ya se encuentra por encima del 65%.

Desde que la enfermedad llegó a tierra cuayana a mediados de marzo del 2020 se registraron 70.455 casos positivos confirmados de Covid-19 mientras que se produjeron 1.523 fallecimientos.