Video: Una mendocina se grabó cuando la vacunaban y descubrió que le habían aplicado una jeringa vacía

·4  min de lectura
Jeringas con la vacuna contra el nuevo coronavirus de Pfizer-BioNTech se ven en una escuela local, que ha sido transformada en un centro de vacunación, en la remota isla de Endelave en el mar de Kattegat, Dinamarca, el 21 de enero de 2021
Jeringas con la vacuna contra el nuevo coronavirus de Pfizer-BioNTech se ven en una escuela local, que ha sido transformada en un centro de vacunación, en la remota isla de Endelave en el mar de Kattegat, Dinamarca, el 21 de enero de 2021

MENDOZA.— Otro escándalo y error en la campaña de vacunación de esta provincia. Se trata de una estudiante de enfermería, a cargo de inocular ciudadanos, que decidió aplicar una dosis contra el coronavirus con la jeringa vacía.

En síntesis: se trató de un pinchazo sin ningún componente líquido. El gran interrogante es si se trató además de insumos ya utilizados. El hecho salió a la luz por un video que grabó Jorgelina Lobos, la mujer afectada, en el momento que recibía el suero. La vacunadora fue separada de su puesto y ensayó una insólita explicación de lo ocurrido, centrada principalmente en que el barbijo y los lentes empañados le impidieron darse cuenta de la grave falta.

Ya hay una denuncia penal en curso. Además, la persona afectada, después de insistir, presionar y mostrar la grabación que subió a las redes sociales, fue contactada para recibir correctamente la vacuna contra el coronavirus.

Estudio local: Para los que tuvieron Covid, recibir una dosis de la vacuna equivaldría al esquema completo

“Es algo increíble lo que pasó y estoy muy preocupada porque no creo en que solo fue un error, como dice la vacunadora. En el momento de la aplicación, cuando le digo si la podía filmar, no me di cuenta de nada, aunque no me parecía bien que estuvieran poniendo las vacunas previamente cargadas, sin poder ver los frascos. A los minutos me fui y, antes de encender la moto, subí el video a las redes y cuando llegué a casa, me explotaba el teléfono de mensajes: todos me advertían que la jeringa estaba vacía”, contó Lobos aún sorprendida a la LA NACION.

Y agregó: “Fue el martes 13. Menos mal que esa jeringa estaba vacía, porque si tenía aire no sé qué me pasaba. Ella cometió muchos errores y no puede decir que no vio lo que estaba haciendo, tiene sentidos, y te das cuenta cuando accionás una jeringa. Cuando se hacen las cosas a las apuradas salen mal”.

La denunciante tiene a su abogado, Franco Migliavacca, trabajando en el controversial caso, y poniendo también el foco en la presión que recibió por parte de los responsables del centro de inoculación en el Parque Benegas, en Godoy Cruz. “No había falta de personal y estaba todo organizado como para cometer tantos errores. Me llama la atención cómo me negaban todo y la presión que he sufrido para sacar el video de las redes. Tengo a todos identificados y esperamos una respuesta”, señaló Lobos.

Por su parte, desde el Ejecutivo provincial buscaron llevar tranquilidad a la población, y sostuvieron que en definitiva se trató del “primer error” cometido en Mendoza con la vacunación. Sin embargo, la semana pasada LA NACION contó lo que ha ocurrido con las cargas de las aplicaciones de la Sputnik V: registraron que más de 4.000 mendocinos recibieron como segunda dosis el primer componente.

“Es el primer error; es puntual y excepcional. Lo tomo con tristeza porque puede generar dudas en la población y no hay que generar dudas porque el proceso de vacunación es ordenado, seguro y con personal idóneo”, indicó Iris Aguilar, directora de Inmunizaciones de Mendoza, dependiente del Ministerio de Salud.

Investigación administrativa

En tanto, desde la cartera sanitaria indicaron que se separó del puesto a la vacunadora, además de comenzar una investigación administrativa y la presentación de una denuncia ante la fiscalía.

También se solicitó al Instituto de Educación Superior que tome medidas disciplinarias, ya que la colaboradora en la campaña es estudiante de tercer año de la carrera de Enfermería Profesional de esa casa de estudios.

En tanto, la acusada decidió contar su visión de lo ocurrido a través de un comunicado. “Cuando comenzamos con nuestra tarea, se me presenta el problema que por el barbijo que estaba utilizando se me empañaban y resbalaban los anteojos, lo que me dificultaba la visión”, indicó la mujer, quien aseguró que en ese momento cambió de barbijo, pero que no le dio resultado.

A qué estrategia apuesta el Gobierno frente al riesgo de la circulación comunitaria de la variante delta

“Tomé la mala decisión de retirarme los anteojos y continuar mi tarea de ese modo, confiando en mí y en mis compañeros de trabajo”, agregó.

“Cabe aclarar que no estoy responsabilizando a nadie por lo sucedido, entendiendo que soy la única responsable”, siguió en su descargo. Y aclaró: “La técnica fue la correcta, al igual que la contención brindada por mí, pero en el video se puede observar que la jeringa no está cargada con el líquido correspondiente”.

“En ese momento quedé muy sorprendida de dicho hecho ya que me considero una persona responsable y sería incapaz de realizar conscientemente lo sucedido”, concluyó la vacunadora, con un pedido de disculpas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.