Sin mención a los desalojos, Alberto Fernández anunció la ampliación de la Asignación Universal por Hijo

LA NACION
·2  min de lectura

En un día marcado por operativos de desalojo, tanto en Guernica-la toma más extensa que había en la provincia de Buenos Aires- y en Entre Ríos -lugar en que la Justicia ordenó la restitución del campo Casa Nueva, donde se encontraban Dolores Etchevehere junto a integrantes del Proyecto Artigas-, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció la ampliación de la Asignación Universal por Hijo (AUH) sin mencionar esos hechos. Lo hizo junto a la titular de Anses, Fernanda Raverta.

Caso Etchevehere. Juan Grabois anunció que se retiran: "Hemos sufrido una derrota que nos entristece"

Fernández dijo que "si uno tiene en cuenta que más de 50% de los jóvenes menores de 14 años están en estado de pobreza, toma dimensión de la importancia de la Asignación" y remarcó que el nuevo decreto, que firmó durante la transmisión en vivo, "da los derechos que los argentinos que peor están, merecen". Además, añadió : "El día que igualemos a la Argentina, todos vamos a estar moralmente más tranquilos y éticamente más seguros".

"Hoy se cumplen 11 años de lo que fue algo revolucionario en la seguridad social, la primera vez que un plan se universalizó para proteger a los chicos más desprotegidos. Ha funcionado muy bien, llegando a los que más necesitan durante 11 años", recordó el primer mandatario, quien agregó que ese día, por impulso de la entonces presidenta Cristina Kirchner, "cambió todo en el sistema de la seguridad social".

"Dolores Etchevehere hoy está prácticamente en la indigencia" y otras frases de Juan Grabois

Fernández mencionó que las particularidades de este año -marcado por la pandemia de coronavirus- llevaron a "incumplir las exigencias" necesarias para percibir la AUH y, sobre ello, indicó: "A instancias del trabajo de Anses, lo primero que estamos haciendo hoy es llevando tranquilidad. Diciendo que aquellos que no pudieron cumplir con los requisitos que la AUH impone a los padres, porque se hizo difícil controlar la salud de los chicos o garantizar la escolaridad, tranquilos, que les daremos tiempo para regularizar eso y, mientras tanto, seguirán cubiertos por la asignación".

El Presidente remarcó también que detectaron "la existencia de muchos argentinos indocumentados" y comentó: "Muchas veces esos padres indocumentados no pudieron acceder a esta asignación que el Estado les otorga y fuimos a resolver el problema. Primero les dimos los documentos y ahora les damos los derechos que tienen como parte de esa sociedad".