Meloni "no es apta para gobernar Italia" por defender a Orban, dicen sus críticos

·2  min de lectura
Imagen de archivo de Giorgia Meloni, líder del partido de extrema derecha Hermanos de Italia, hablando durante un mitin en la plaza del Duomo antes de las elecciones anticipadas del 25 de septiembre, en Milán

Por Crispian Balmer

ROMA, 16 sep (Reuters) - Giorgia Meloni, quien probablemente será la próxima primera ministra de Italia tras las elecciones de este mes, no está capacitada para dirigir el país, dijeron sus críticos el viernes, después de que apoyó al líder húngaro Viktor Orban en una disputa con Europa.

Se espera que Meloni lidere una alianza conservadora, que incluye a su propio partido Hermanos de Italia, la Liga y Forza Italia, para ganar las elecciones del 25 de septiembre y dar al país su Gobierno más derechista desde la Segunda Guerra Mundial.

Tanto los Hermanos de Italia como la Liga tienen estrechos vínculos con Orban y se pusieron de su lado el jueves, cuando el Parlamento Europeo votó por 433 a 123 para denunciar la "existencia de un claro riesgo de violación grave" por parte de Hungría de los valores fundamentales de la Unión Europea.

Meloni defendió su apoyo a Orban, diciendo que la votación significaba que su viejo amigo podría acercarse ahora al presidente ruso Vladimir Putin.

"La opción inteligente sería acercar a las naciones europeas en lugar de separarlas", dijo a la radio Rai. "No podemos dar aliados a nuestros adversarios".

Los opositores de Meloni la condenaron rotundamente a ella y al líder de la Liga, Matteo Salvini, por defender a Orban, que lleva años enzarzado en una batalla con la UE por presuntas violaciones de los derechos humanos y por socavar la independencia del poder judicial y del mundo académico.

"O Meloni y Salvini dan marcha atrás y reconocen públicamente que se equivocaron con Orban, o no están aptos para gobernar Italia", dijo el ex primer ministro Giuseppe Conte, líder del Movimiento 5 Estrellas.

Se espera que la Comisión Europea recomiende a finales de esta semana la suspensión de los miles de millones del presupuesto compartido del bloque destinados a Budapest para 2021-27.

Los países miembros tendrían entonces tres meses para decidir sobre la recomendación de la Comisión en una votación por mayoría, lo que significa que Roma por sí sola no podría bloquear la medida aunque Meloni tome el poder.

En un movimiento inusual, su aliado Silvio Berlusconi, quien lidera Forza Italia, advirtió que abandonaría una futura coalición si pensaba que sus socios estaban poniendo en peligro los lazos de Italia con Europa y la OTAN.

"Si estas personas, nuestros aliados, en los que confío y respeto, se fueran por otros derroteros, no lo toleraríamos", declaró el jueves a la televisión Rai.

(Reporte de Crispian Balmer; Editado en español por Javier López de Lérida)