Melissa Lucio llora al enterarse de la suspensión de la ejecución

·1  min de lectura

Lucio recibió la noticia en una emotiva llamada telefónica con el representante de Texas, Jeff Leach, en la que la hispana, madre de 14 hijos, sollozaba y jadeaba preguntando "¿hablas en serio? Lucio, quien ha pasado los últimos 14 años en el corredor de la muerte por el asesinato de su hija Mariah, sucedido en 2007, agradeció a Dios por salvar su vida y rindió homenaje a su hija fallecida, quien dijo “está en mi corazón hoy y siempre”. Es una de las seis mujeres condenadas a muerte en el estado y estaba previsto que muriera por inyección letal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.